null: nullpx
Consejos Autos

El mejor amigo del hombre… es el peor amigo del automovilista

Miles de mascotas que suelen viajar en auto no cuentan con la protección adecuada, lo que representa un grave riesgo tanto para el animal como para el automovilista.
25 Mar 2011 – 05:06 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Distracción de cuatro patas

Al parecer el mejor amigo del hombre no es el mejor amigo del automovilista y mientras los legisladores de algunos estados prohíben que los choferes usen teléfonos celulares, muchos manejan con otro riesgo peligroso: sus perros, que pueden ser una gran compañía pero también un gran peligro.

Expertos dicen que un perro suelto - ya sea sentado en el regazo, mirando por la ventanilla o con las patas al volante-, puede ser mortífero. De hecho se piensa que miles de accidentes automovilísticos son causados cada año por mascotas sueltas, aunque no existen cifras comprobadas.

No existen estadísticas específicas sobre accidentes causados solo por la distraccion de los perros, las autoridades del Departamento de Transporte aseguraron que por lo general, los accidentes en un auto son resultado de una acumulación de factores que incluyen el uso del teléfono celular mientras se maneja, el cansancio, el exceso de velocidad, las condiciones del clima o las carreteras  y las distracciones adicionales, como pueden ser los perros sin seguridad.

"Una mascota suelta puede ser una enorme distracción. Puede tratar de llamar tu atención, colocar su rostro frente al tuyo, masticar los asientos o vomitar", dijo Katherine Miller, Directora de Ciencias Aplicadas e Investigaciones para la Sociedad Nacional para la Prevención de Crueldad contra Animales.

El asunto está atrayendo la atención de algunas legislaturas estatales. Hawai es el único estado que prohíbe a los automovilistas, conducir con una mascota en el regazo y las multas son similares a las que se aplican a quienes manejan y hablan por teléfono sin un dispositivo de manos libres.

Legisladores del estado de Oregon, uno de los más liberales de Estados Unidos, votarán por una propuesta de ley que multaría con $90 a quienes manejen un vehículo con una mascota en el regazo.

Una propuesta de ley similar llegó hasta el California en 2008, pero el entonces gobernador Arnold Schwarzenegger se negó a firmarla, diciendo que no era una prioridad.

Sin embargo las cifras aumentan, pues en 2009, 5,474 personas murieron y 448 mil resultaron heridas en choques causados supuestamente por choferes distraídos en Estados Unidos, dijo la Administración Nacional de Seguridad en el Transporte.

Los teléfonos celulares fueron la máxima distracción y aunque la agencia no lleva un registro de accidentes causados por mascotas, dice que se cuentan como otra distracción tales como pasajeros problemáticos, niños que se comportan mal o quienes manejan o leen mientras conducen.

¿Una amenaza para el tránsito?

El novelista Stephen King sufrió fracturas de varios huesos y un neumotórax en 1999 cuando fue atropellado por un auto cuyo chofer dijo haber sido distraído por su perro y es que en caso de choque, una mascota no atada puede volverse un proyectil mortífero, aplastar al chofer o a un pasajero al ser lanzado hacia adelante por la colisión.

Los dueños de mascotas responsables usan arreos y aseguran a sus perros en el medio del asiento trasero, impidiendo que los perros resulten heridos o salgan disparados.

Por ejemplo, una mascota de 50 libras, en una colisión a 35 millas por hora, es proyectada hacia adelante como una bala de cañón con 1,500 libras de fuerza, y eso puede causar lesiones graves a quienes estén en el asiento delantero.

Atar a una mascota también evita que el animal salga corriendo después de un accidente y pueda ser atropellado, cause otro accidente u obstaculice a los servicios de emergencia.

Susan Footh, de 37 años, dijo que su perro maltés llamado Mozart pudo haber muerto en dos ocasiones si no hubiese estado con sus arreos. Footh iba camino a una reunión cuando perdió el control de su auto en una autopista helada. Chocó tres veces contra una barrera divisoria antes de poder frenar el coche. Los regalos que llevaba volaron por todo el auto, el café se derramó en la ventana trasera. Pero Mozart no tuvo problemas.

Menos de un mes más tarde, otro automovilista le golpeó la parte trasera del coche cuando trataba de rebasarla, lo que envió su automóvil a una zanja. "Mozart estaba temblando", dijo Footh. Ella consiguió salirse de la zanja usando la tracción de cuatro ruedas en el vehículo.

Actualmente hay muchos accesorios disponibles para el auto y que protegen a tu mascota y pasajeros en caso de un impacto. Desde cinturones de seguridad hasta jaulas portátiles e incluso algunos vehículos cuentan con espacios especiales para trasladar a tu mascota con la mayor seguridad.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Consejos Autos
Publicidad