null: nullpx
Consejos Autos

Cinco factores que afectan el costo del seguro de tu auto

El cambio de casa, de trabajo y hasta conducir menos son factores que influyen en el costo del seguro de tu auto.
8 Jun 2011 – 01:36 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Antes de firmar, revisa estos puntos

KANSAS CITY, Missouri.-  La situación económica actual ha forzado a muchos consumidores a cambiar sus estilos de vida para adaptarse, ya sea cambiando su trabajo, mudándose de casa o reduciendo el tamaño de sus vehículos; decisiones que impactan en áreas inesperadas de sus vidas como el seguro del auto.

Según datos de la National Association of Insurance Commissioners (NAIC), el año pasado, 53% de los conductores de Estados Unidos cambiaron ciertos hábitos de manejo que influyeron en el costo de su seguro como:

-Casi 40% de los encuestados manejan menos o utilizan el transporte público más seguido.

- 20% de los conductores cambiaron su auto por un modelo de menor precio o se deshizo de un segundo vehículo.

-Casi 20% de los conductores redujo o canceló su seguro para un alivio financiero inmediato, muchos sin darse cuenta del efecto que esto pudiera tener el futuro y las consecuencias económicas si tuvieran la culpa en un accidente y no tuvieran seguro.

Según la NAIC, conducir menos, cambiar de empleo o pagar menos por un vehículo pueden hacerte ahorrar, pero es es importante considerar bien dónde cortar los gastos. Es importante entender qué afecta la tasa del seguro de tu auto para que no pases por alto las oportunidades de ahorrar o accidentalmente tomar una decisión que te de sólo un ahorro temporal.

Hay elecciones que pueden afectar el costo del seguro de tu auto, tales como:

Te mudaste: Ya sea por elección o necesidad, muchos consumidores se movieron el año pasado. Si el tamaño de tu casa es menor, pudiste haber tomado ventaja de bajas tasas de interés, pero si tuviste que moverte debido a una hipoteca, el cambio en el código postal podría afectar la póliza de seguro.

Lo anterior dependiendo de las estadísticas criminales en el área o si aparcas en garaje o en la calle. Moverte a otro estado también puede influir ya que en cada entidad varía el nivel de responsabilidad mínima o los requisitos de cobertura.

Cambio de auto: Tener un auto puede ser un fuerte gasto. Ya sea un modelo económico o que hayas comprado un auto para adolescente, son factores que pueden modificar las tasas de interés.

-La marca y el modelo afectan la póliza. Si compraste un modelo de mayor precio como un híbrido para ahorrar gasolina o un auto para teen, asegúrate de obtener las cotizaciones de tu seguro antes de firmar todos los documentos.

-Un auto con bajo valor de reventa usualmente es más barato de asegurar porque pagarán menos en caso de un accidente y cobertura amplia, además de la protección contra vandalismo, incendio o accidentes con animales.

-Si estás pagando tu vehículo es posible que puedas seleccionar un deducible más alto o eliminar la cobertura por colisión.

-Si añadiste un modelo para tu familia, asegúrate de preguntar por un descuento por varios autos.

Cuidado con tu historial crediticio

Intercambio de empleo: El desempleo sigue en 9%  y muchos consumidores se han visto afectados por eso. Encontrar trabajo actualmente se ha vuelto un reto por lo que algunos consumidores se han visto obligados a crear situaciones de trabajo flexibles o incluso han tenido que trasladarse para lograr una mejor posición, mientras que otros siguen desempleado y esto puede impactar en el costo de seguro de tu auto porque:

-Muchos consumidores ahora realizan viajes más largos o cortos para hacer ciertas actividades que podrían realizar en casa o con la reubicación de un puesto de trabajo.

-Algunos optaron por detener el pago o cancelar el seguro de su auto a pesar de que tener un accidente sin la protección adecuada podría tener consecuencias financieras devastadoras para ti y tu familia pues si la aseguradora no paga a las víctimas de un accidente, la corte podría ordenar la venta de tu casa u otros activos para pagar los daños a las víctimas.

Esta decisión puede ser más costosa porque cuando caduca la cobertura, pierdes la renovación y los descuentos por cobertura continua y cuando decides restablecer la póliza, la aseguradora te puede considerar como de alto riesgo.

Conducir menos: Debido a que el costo de tu seguro se basa parcialmente en el millaje anual, conducir menos equivale a menos pago. De acuerdo con el estudio de la NAIC, casi 40% de los consumidores manejaron menos el año pasado y optaron por el carpooling, caminar o utilizar el transporte público más a menudo.

Revisa con tu aseguradora los descuentos por bajo millaje. Algunas compañías también ofrecen precios tipo ‘maneja lo que conduces’ en algunos estados.

Puntuación crediticia dañada: Si los consumidores se atrasaron en las cuentas o hicieron una compra que después no pudieron pagar, son decisiones que afectan las calificaciones de crédito y como consecuencia, influyen en la tasa de seguro de tu auto.

La mayoría de los estados le permiten a las aseguradoras usar el historial crediticio para estudiar la probabilidad de pérdidas en el futuro.

Tener un historial pobre puede resultar en tasas más altas o incluso en la imposibilidad de tener un seguro con ciertas compañías y es algo que no saben más de un tercio de los asegurados

Una buena idea es revisar con tu comisionado estatal antes de tomar una decisión financiera; esto te protegerá y te garantizará que cuentas con la cobertura adecuada para tu estilo de vida.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Consejos AutosSeguros
Publicidad