publicidad

Congresistas texanos piden a Rick Perry que acepte estímulo económico

Congresistas texanos piden a Rick Perry que acepte estímulo económico

Quieren que gobernador Rick Perry no rechace, como ha anticipado, lo que le correspondería al estado del plan de estímulo económico.

Congresistas texanos piden a Rick Perry que acepte estímulo económico 26...

Rick Perry no lo quiere

AUSTIN, Texas - Varios legisladores de Texas tratarán de que el gobernador Rick Perry no rechace, como ha anticipado, lo que le correspondería al estado del plan de estímulo económico.

Los líderes demócratas y republicanos del Congreso de EU alcanzaron un acuerdo sobre un plan de estímulo de 789 mil millones de dólares que tiene como finalidad la creación de millones de empleos en plena recesión económica.

Tras una serie de intensas negociaciones, los legisladores lograron pulir el texto final del plan de estímulo, que podría ser votado en ambas cámaras entre hoy y el viernes, con el objetivo de enviarlo al Despacho Oval antes del lunes próximo

Se calcula que el gobierno de Texas recibiría un aproximado de 16 mil millones de dólares únicamente por el plan aprobado por la Cámara Baja de EU la semana pasada y que podrían ser destinados a los sectores más golpeados como educación, salud y transporte.

publicidad

Pero en los pasillos del Capitolio estatal el tema ha tomado un tono acalorado en los últimos días porque se cree que el gobernador Perry rechazará parte de lo que le toca debido a su marcada oposición a que el Gobierno federal "saque de apuros a los estados que no han sabido administrar sus arcas".

Sobre la posición de Perry, su portavoz Alison Castle ha ratificado que el gobernador no cree que la solución sea ayudar a los gobiernos estatales con un estímulo financiero sino más bien que el Gobierno federal se preocupe en otorgar sus responsabilidades básicas.

"Es decir, fondos para proteger nuestra frontera con México donde hay un incremento del narcotráfico y la ayuda que necesitan los residentes de las zonas afectadas por el paso de los huracanes 'Dolly' y 'Ike'", dijo Castle.

Hace unas semanas, en una reunión de gobernadores republicanos, Perry adelantó que "en lugar de un paquete de ayuda de esa naturaleza, el mejor camino es estimular a la economía con algo que en realidad funcione: recortes tributarios".

Por su parte, varias agencias estatales ya han hecho público su interés en contar con esos fondos para continuar con varios proyectos que se han quedado estancados debido a la situación económica.

Por ejemplo, el Departamento de Transporte de Texas ha solicitado al menos 7 mil millones de dólares para la reparación y construcción de autopistas y corredores viales.

Acalorado debate

Ante esto, varios legisladores como el Representante Jim Dunnan (D-Waco) ya se han pronunciado y han dicho que si Perry no solicita la ayuda federal bajo el paquete de estímulo económico, entonces serán ellos los que lo hagan.

"Al parecer Perry está tratando de hacer política y demagogia en lugar de pensar seriamente en la débil economía en que vivimos. Lo que no sabe es que la Legislatura estatal podría solicitar lo que le corresponde de ese paquete a Texas si es que Perry no la acepta", indicó Dunann en conversación telefónica con Efe.

Dunan se refiere a un proyecto de ley que se discutirá en el Legislativo que busca presionar a Perry para que acepte de todas maneras parte del plan del paquete de estímulo económico.

La propuesta de ley en mención fue presentada por los demócratas Joe Picket (D-El Paso) y Marissa Márquez (D-El Paso).

Según el representante Roberto Alonzo (D-Dallas), el posible rechazo de Perry en aceptar la ayuda económica por parte del gobierno federal sería calificada por su bancada como un acto de política irresponsable.

"Haremos (los demócratas) todo lo que esté en nuestro alcance para que Texas cuente con suficientes fondos para crear miles de empleos, comenzar a aliviar los difíciles momentos que estamos sufriendo y reactivar en términos generales nuestra estancada y crítica economía", enfatizó Alonzo a EFE.

publicidad

Sin embargo, hay quienes aprueban la actitud de Perry con respecto a su posible rechazo al paquete de estímulo económico del Gobierno federal.

"Texas vive una situación financiera menos difícil que la de otros estados que sí necesitan ese dinero para salir de aprietos. Nuestro estado no está en la quiebra ni mucho menos", subrayó el senador estatal Steve Ogden (R-Bryan), presidente del Comité de Finanzas del Senado de Texas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad