EEUU elabora otra extensa lista de productos de China a los que amenaza con nuevos aranceles

La Oficina del Representante de Comercio notificó una amplia lista de nuevos productos importados de China sujetos potencialmente a gravámenes por valor de 200,000 millones de dólares. En un plazo de dos meses el presidente Trump podría ordenar la aplicación de las tasas aduanales de 10%.
11 Jul 2018 – 3:26 AM EDT

Frutas y verduras, cereales, productos de origen animal, maderas, embarcaciones o material de construcción, así como químicos, combustibles, tabaco y alcohol, textiles, contestadores automáticos y material fotográfico y de video, entre otros. Si llevan la etiqueta 'Hecho en China' probablemente figuren en una lista de 200 folios que enumera los bienes que podrían ser objeto de nuevos aranceles del 10% por parte del gobierno de Donald Trump.

En un nuevo capítulo de la confrontación comercial contra el gigante asiático, la Oficina del Representante de Comercio (USTR, en inglés) notificó los nuevos productos importados de China sujetos potencialmente a gravámenes por valor de 200,000 millones de dólares, una decisión que de momento no ha tomado el presidente Donald Trump.


La lista y la eventual aplicación de los aranceles es una represalia del gobierno de Trump por la respuesta de Pekín a las primera tasas aduanales impuestas por Washington.

Las dos mayores economías del mundo se han enfrascado en una áspera controversia que amenaza desequilibrar el comercio internacional, y Washington dejó claro que no está dispuesto a ser el primero en dar un paso atrás.

Según la oficina del representante estadounidense de Comercio, Robert Lighthizer, la lista definitiva de bienes a los que se impondrá aranceles deberá estar lista en un plazo de dos meses.

A partir de ese momento, el presidente Trump estará en condiciones de ordenar la aplicación de los aranceles.

La USTR anunció que procederá con un proceso de notificación y comentarios públicos antes de que los nuevos aranceles entren en vigor.

El pasado viernes entraron en vigor gravámenes estadounidenses del 25% por valor de 34,000 millones de dólares como parte de un primer paquete de tasas de 50,000 millones, a los que China respondió con idénticas medidas.

"Como resultado de las represalias de China y por la falta de cambios en sus prácticas, el presidente ha ordenado a la USTR que inicie el proceso para imponer aranceles del 10% sobre 200,000 millones adiciones de importaciones chinas", dijo en un comunicado este organismo encargado del comercio exterior.

"Durante más de un año, la Administración Trump ha instado pacientemente a China a que abandone sus prácticas desleales, abra su mercado y participe de una verdadera competencia de mercado", dijo en su comunicado la USTR.

"Hemos sido muy claros y precisos con respecto a los cambios específicos que China debería emprender. Lamentablemente, China no ha cambiado su comportamiento, un comportamiento que pone en riesgo el futuro de la economía de EEUU", añadió la oficina comercial.

Al igual que la vez anterior, Pekín prometió este miércoles represalias tomar represalias si la medida se concreta. "El gobierno chino, como siempre, no tendrá más opción que tomar las medidas necesarias", dijo el Ministerio chino de Comercio en un comunicado, en el que calificó las nuevas amenazas estadounidenses de "totalmente inaceptables".

"Para salvaguardar los intereses fundamentales del país y del pueblo, el gobierno chino deberá, como ya hizo en el pasado, tomar las medidas de represalia necesarias", escribió el ministerio chino.

"En paralelo, llamamos a la comunidad internacional a trabajar en concierto para salvaguardar las reglas del libre comercio y el sistema comercial multilateral y oponerse de forma conjunta a la hegemonía comercial", añadió el ministerio.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos, que ha respaldado los recortes de impuestos promulgados por Trump y los esfuerzos para reducir la regulación en los negocios, también expresó su visión contraria a los aranceles propuestos.

"Los aranceles son impuestos, simple y sencillo. Imponer impuestos sobre otros productos valorados en 200.000 millones de dólares aumentará los costos de los bienes diarios de las familias estadounidenses, agricultores, trabajadores y creadores de empleos", aseguró una portavoz de la Cámara de Comercio.

"También resultará en aranceles de represalia, dañando aún más a los trabajadores estadounidenses", agregó.

15 cosas que pueden subir de precio en EEUU por la guerra comercial que Trump inició con China

Loading
Cargando galería
Publicidad