publicidad

Desde transformarlo en un jacuzzi a plantar un jardín: cómo estos vecinos lograron que les arreglen los baches en sus calles

Desde transformarlo en un jacuzzi a plantar un jardín: cómo estos vecinos lograron que les arreglen los baches en sus calles

Para mostrar su descontento, ciudadanos alrededor de Estados Unidos han debido recurrir a creativas medidas. Muchas veces han dado resultados.

Aunque hace ya algún tiempo que acabó el invierno, sus nocivos efectos –aparejados a las torrenciales lluvias de los meses cálidos– todavía se observan en las carreteras. A lo largo y ancho de Estados Unidos, las alcaldías están lidiando con los persistentes y dañinos baches. En lugares como Washington DC y Seattle, las brigadas de trabajo han funcionado como ejércitos envueltos en ‘campañas antibaches’, entregados con avidez a reparar tantos huecos como sea posible en corto tiempo. Hay casos, incluso, en que los residentes colaboran en las reparaciones, en conjunto con las autoridades locales, y reportan por vía telefónica la ubicación de estos huecos. En Nueva Orleans –no podía ser de otra forma– la música ha sido más que elocuente: golpeando cacerolas y sartenes, la gente ha tratado que el gobierno, además de avergonzarse, halle una solución.

publicidad

Pero, ¿qué hacer cuando ese bache horrible en tu calle sigue igual por meses o incluso se ensancha? Algunos ciudadanos han tomado medidas especialmente ingeniosas para atraer la atención de las autoridades. A continuación, las tácticas más singulares que las personas han utilizado para indicar los baches que las agobian.

Conviértelo en un ‘jacuzzi’


Chillin in my new hot tub. #jacksonlife

A post shared by Daniel Trussell (@dtrusss) on

Daniel Trussel, de Jackson, Mississippi, estaba harto de un hoyo de 8 pies de profundidad que permanecía cubierto de agua. De modo que hace un par de semanas se quitó la camisa, se metió en el hueco, y posó para Instagram, mientras disfrutaba del ‘jacuzzi’. La treta publicitaria acopió cerca de 900 likes y produjo una historia divertida en WJTV, en la cual Trussel se gastó una broma: “Va a ser necesario mucho dinero federal para que esta joyita de bache sea reparado alguna vez”.

Pros: La fangoterapia puede ser beneficiosa para la piel.

Contras: El aceite de motor, la caca de perro callejero y, si la mala suerte conspira demasiado, las sanguijuelas.

Nivel de eficacia: Sorprendentemente bueno. “Supuestamente, están gestionando una brigada para empezar a repararlo ¡mañana mismo!”, dijo Trussel a CityLab la semana pasada (Noticias posteriores sustentan su declaración).

Dibujar penes alrededor del bache


(Cortesía Wanksy)


Un artista anónimo que se hace llamar Wanksy tiene un truco tan simple como obsceno: Dibuja grandes genitales masculinos en torno a los agujeros obligando al gobierno a hacer algo o vivir con las consecuencias.

Pros: Probablemente provoque la risa de los viajeros cotidianos, quienes, de otra manera, tendrían mañanas muy aburridas.

Contras: Hace lucir al barrio aún peor y más feo de lo que ya estaba. Además de los cráteres lunares que poblaban la calle, ahora el bache parece un urinario de un baño de la estación de buses.

Nivel de eficacia: Bueno. “Con un poco de arte, serán reparados en 48 horas”, escribe Wanksy en su página de Facebook. “¿Quién necesita lienzos con calles así?”.

publicidad

Plante un jardín


Elaine Santore creó en 2015 el que podría ser el jardín comunitario más pequeño del mundo, cuando rellenó los baches en Schenectady a base de tierra y flores. “Me gusta ser creativa, fui diseñadora por un tiempo, y esta fue una salida ingeniosa para suscitar la atención sobre la situación”, reconoció a Times-Union.

Pros: Las abejas requieren toda la ayuda posible. No se ha de escatimar en ello.

Contras: La posibilidad de que los conejos, habiendo salido por un refrigerio, terminen aplastados por neumáticos.

Nivel de eficacia: Aceptable. Solo unos días después de postear sus fotos en Facebook, los 10 hoyos fueron transformados en convencionales tramos de asfalto.

Rellénalos tú mismo


Portland Anarchist Road Care

La misteriosa organización Portland Anarchist Road Care se robó algunos titulares este invierno por reparar algunos de los baches de la ciudad valiéndose de palas, apisonadoras y hormigón asfáltico frío. “No estamos pidiendo permiso, porque estas son nuestras calles”, confesó a CityLab un miembro del grupo. “Ellas pertenecen a la gente de Portland, y la gente de Portland las arreglará”.

Pros: Podría motivar una parodia de la serie ‘Portlandia’.

Contras: Pudiera hacer que la gente se preocupara por un disturbio pro-Trump/antifascista a punto de ocurrir.

Nivel de eficacia: desconocido. Los baches se rellenaron, pero no queda claro si los remiendos de medio palo que se hicieron resistirán los estragos del próximo invierno.

publicidad

Haz una fiesta de cumpleaños


Eddie Prosser, de Mississippi, fue incluso más allá: le celebró una fiesta de cumpleaños a un venerable agujero, y demarcó la cavidad con un globo y una tarjeta que decía: “Feliz cumpleaños, hueco. ¡He estado aquí por más de un año!” Al otro lado del charco, durante la pasada primavera, residentes en Nottingham, Reino Unido, ‘celebraron’ de modo similar la existencia de ciertos baches, obsequiándoles una pequeña torta y poniéndoles velas.

Pros: En el caso del pícaro –aunque educado– ejemplo inglés, cuando menos, se reafirmó que algunos estereotipos existen porque son verdad. Un sitio de noticias lo denominó “la protesta más británica de la historia”.

Contras: Hace más infelices a los niños cuyos amigos olvidaron su cumpleaños.

publicidad

Nivel de eficacia: Mixto. Semanas después de realizar la fiesta, los baches de Notthingham estaban aún causando problemas, de modo que los ciudadanos hicieron una intervención de seguimiento involucrando camiones de juguete e, incluso, al mismísimo Bob el constructor. El gobierno local prometió un presupuesto considerable para rellenar 19 mil agujeros, pero quién sabe si el festejo influyó en algo.

En cuanto el bache de Mississippi, una vez que se hizo público, los trabajadores vinieron y lo rellenaron pronto… con basura. “Primero pensamos: ‘¡Así se hace!´”, refirió una mujer a WPXI. “Sin embargo, cuando regresábamos a casa de la iglesia, recuerdo que dijimos: ‘tiene que ser una broma, ¿cierto?, ¡es solo basura!’”.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

La lista negra de autopistas: diez carreteras de EEUU que deberían ser demolidas
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad