publicidad

Caza recompensa hispano está arrepentido de haber ayudado a Casey Anthony

Caza recompensa hispano está arrepentido de haber ayudado a Casey Anthony

Leonard Padilla, el caza recompensa que pagó, junto a su sobrino Tony, la fianza de más de medio millón de dólares de Casey Anthony, ahora manifestó sentirse arrepentido.

ORLANDO, Florida - Leonard Padilla, el caza recompensa que pagó, junto a su sobrino Tony, la fianza de más de medio millón de dólares de Casey Anthony, la madre de la niña desaparecida hace más de un mes en Orlando, dijo estar arrepentido de ayudar a la mujer a salir de la cárcel.

"Estoy arrepentido. Ella no está cooperando para encontrar a la niña que pienso que la entregó a alguien, pero no dice nada", sostuvo.

Padilla, un reconocido caza recompensa de California quien hace una semana viajó, junto a su sobrino y fiador Tony Padilla, hasta Orlando con el objetivo de pagar la elevada fianza de la mujer, perdió las esperanzas de que albergaba de que ésta, una vez liberada, rompiera su silencio y cooperara para encontrar a la niña.

"Ella (Casey Anthony) es una mentirosa patológica", aseveró. "De saber lo que sé hoy sobre ella, no la hubiese ayudado" añadió.

Padilla, quien además cuenta con un programa de televisión, dijo que le pesa haber ayudado a la mujer, acusada de negligencia infantil y de mentir a la policía en el reporte que hizo sobre la desaparición de la menor, vista por última vez, el pasado 16 de junio.

"Fue un error ayudarla. Nunca había visto en mi vida a una madre que no ayude a buscar a su hija. Eso me deja ver que algo no anda bien", indicó.

El hispano, que ha dedicado los últimos 30 años de su vida a capturar prófugos de la justicia en EU a quienes, a cambio del cobro de una recompensa, pagó, a través de su sobrino Tony, el 10 por ciento ó 50 mil del total de $500,200 dólares que un juez de Florida impuso a Anthony, quien salió en libertad el pasado 21 de agosto.

publicidad

Padilla afirmó que no aún no ha planeado su próximo paso, de ser ciertos los reportes de prensa sobre el aparente resultado positivo de la presencia de cadáver humano en el maletero del coche de Anthony.

"No quiero comentar sobre eso hasta que los investigadores lo confirmen", aseguró.

Cargos por abuso infantil

El capitán Angelo Nieves dijo en una declaración que la Oficina del Alguacil del condado Orange no discutirá detalles de la investigación y se abstuvo de confirmarlos reportes sobre el resultado del ADN, enfatizando que están enfocados en encontrar a la pequeña Caylee.

Hoy, la fiscalía de Orange confirmó que extendió a Casey Anthony, de 22 años, una "invitación para que viniera (a la Fiscalía) a alumbrar a nuestros investigadores sobre la desaparición de su hija", según Danielle Tavernier, portavoz de esa agencia, sin entrar en detalles sobre el aparente trato de inmunidad limitada, a cambio de información ofrecido a Anthony.

Casey Anthony ha sido considerada como "persona de interés" en la desaparición de su hija, Caylee, de 3 años, reportada a la oficina del alguacil de Orange un mes después de la última ocasión en que supuestamente fue vista.

Y aunque la mujer hasta ahora sólo enfrenta cargos por abuso infantil y mentir a la policía, un juez de Orange impuso una fianza diez veces más alta que lo ordinario en casos similares, y que ningún fiador se había animado a garantizar hasta que Padilla resolvió hacerlo.

"Lo hice porque veía que dentro de esa mujer, había algo de humanidad dentro y que una vez fuera de la cárcel cooperaría para encontrar a su hija, pero no lo ha hecho", finalizó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad