publicidad
En Sacramento 100 de los 120 puestos del Legislativo estatal de California serán puestos a votación.

California espera de reñidas contiendas

California espera de reñidas contiendas

Este día de elecciones 100 de los 120 puestos del Legislativo estatal de California serán puestos a votación, con varios considerados reñidos.

En Sacramento 100 de los 120 puestos del Legislativo estatal de Californ...
En Sacramento 100 de los 120 puestos del Legislativo estatal de California serán puestos a votación.

Desde que los distritos electorales fueron delineados a principios de la década por los legisladores de ese entonces, ninguno de los 80 puestos en la Asamblea o 40 en el Senado han cambiado de partido político."Este es un año que está favoreciendo a los demócratas, por las elecciones generales, y por consecuente, a los temas y candidatos demócratas, pero todo depende, uno nunca sabe que va a pasar," dijo Tim Hodson, director del Centro de Estudios de California de la Universidad Estatal de California en Sacramento (CSUS).Este año, también, muchos legisladores partirán, ya que han cumplido sus mandatos, tal y como lo dicta la Constitución.Específicamente, 28 de los 80 asientos en la Asamblea estatal tendrán un nuevo titular, 13 de ellos demócratas y 15 republicanos. En el Senado, 10 de los 40 asientos serán renovados. De los cuales, seis son demócratas y cuatro republicanos.Aunque los demócratas tienen la mayoría en ambas cámaras, están buscando aumentar su poder, para acercarlos más a una supermayoría.Y es que la supermayoría es necesaria para aprobar tanto el presupuesto estatal, como cualquier tema de impuestos, entre otras cosas.Este verano, el Legislativo demoró la aprobación del plan de gasto en un récord de 85 días, ya que los demócratas se rehusaban a realizar más recortes presupuestarios, y los republicanos a implementar impuestos para cerrar el déficit multimillonario.Para obtener la supermayoría, se necesitan de todos los votos demócratas en ambas cámaras, más la aprobación de unos cuantos republicanos: seis en la Asamblea y dos en el Senado.Si los demócratas llegan a ganar los tres asientos adicionales en la Asamblea y uno en el Senado que se disponen, no lograrían la supermayoría, pero estarían muy cerca."Sería más fácil para ellos (los demócratas) convencer a tres o cuatro legisladores republicanos a votar a su favor, que tratar de convencer a ocho. Ese fue el problema este año," agregó Hodson.Los asientos más reñidos para el Partido Republicano incluyen en el Senado, el asiento del Distrito 19, que pertenece a Tom McClintock, y al que optan los ex-asambleístas Hannah-Beth Jackson (demócrata) y Tony Strickland (republicano), ambos populares dentro de sus respectivos partidos.

En la Asamblea, el asiento del Distrito 80, actualmente

publicidad

liderado por la republicana Bonnie García, está en la mirilla de los

demócratas, quienes tienen en Manuel Pérez un fuerte candidato. Los

demócratas han gastado unos $2.6 millones de dólares en esta contienda

en contra del republicano Gary Jeandron.Otro asiento de suma importancia en la cámara baja es el del Distrito 30, que deja la demócrata Nicole Parra.La

madre del senador estatal Dean Florez, Fran Florez, es la candidata

principal para reemplazar a Parra. Sin embargo, la actual asambleísta

anunció su respaldo por el candidato republicano Danny Gilmore.Parra

y Dean Florez han sido adversarios desde hace años en el Legislativo.

Los republicanos tienen esperanzas de ganar el asiento gracias al

respaldo de Parra, y han gastado unos $937 mil dólares en la campaña de

Gilmore. En este distrito, el 46 por ciento de los votantes es

demócrata y el 36 por ciento republicano.En el área de la Bahía,

el asiento del Distrito 15, actualmente en manos del republicano Guy

Houston, podría convertirse en un demócrata. Este asiento es el último

de esa área que pertenece a un republicano.Sin embargo, el

registro de votantes demócratas ha rebasado el de los republicanos con

un 40.41 por ciento frente a 36.45 por ciento respectivamente.Los mismo se puede ver en otros distritos, con el aumento de registro de votantes demócratas a niveles nunca antes visto.De

hecho, la Secretaría del Estado indicó que en 2008, un millón de

votantes nuevos se registraron como demócratas frente a 230 mil

registrados como republicanos.Esto significa que el índice de

votantes registrados demócratas aumentó al 44.4 por ciento, en

comparación con un 31.37 por ciento de republicanos, y 19.91 por ciento

independiente.En total, el Partido Demócrata ha invertido unos

$7.2 millones de dólares en las contiendas claves, mientras que el

Partido Republicano ha gastado unos $4.6 millones hasta el momento."Este

es un año histórico por las elecciones presidenciales, así que estamos

viendo a un número de votantes queriendo participar en el sistema, y

uniéndose al partido que más los representa. Ahora, tenemos que ver si

esos números son los mismos que salen a votar", finalizó Hodson.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad