publicidad

Bush y su esposa compraron una casa en Dallas

Bush y su esposa compraron una casa en Dallas

El presidente George W. Bush y su esposa Laura, compraron una casa en una afluente zonas de Dallas, donde vivirán tras dejar la Casa Blanca.

Se mudará a Preston Hollow

DALLAS, Texas - Luego de meses de especulaciones, esta semana se hizo oficial lo que muchos en el mercado de bienes raíces tejano venían rumorando: Que el presidente George W. Bush y su esposa Laura estaban buscando comprar una casa para vivir en el área de Dallas, para después de que la pareja abandonara la Casa Blanca.

A partir de enero, Bush y la actual primera dama ocuparán una vivienda situada en el exclusivo residencial de Preston Hollow, una zona muy acomodada en el norte de la ciudad de Dallas, confirmó a través de un comunicado Sally McDonough, la portavoz de Laura Bush.

"El presidente y la señora Bush compraron una casa en el barrio Preston Hollow en Dallas, donde vivirán luego de que el presidente deje sus funciones, en enero de 2009", puntializó McDonough en su declaración.

No obstante, la funcionaria aclaró que ambos "continuarán pasando tiempo en el rancho Prairie Chapel en Crawford, Texas", el pequeño pueblo donde Bush pasó varias de sus vacaciones en sus ocho años de oficio.

El área de Preston Hollow siempre estuvo en la mira del presidente y su esposa, pues ya habían vivido allí cuando Bush era copropietario del equipo de béisbol los Texas Rangers y antes de ser gobernador de Texas.

Ahora en Preston Hollow, Bush tendrá de vecinos al empresario deportivo Mark Cuban, dueño del equipo de baloncesto Mavericks de Dallas; y a Roger Staubach, el legendario ex jugador de fútbol americano de Vaqueros de Dallas.

publicidad

Según la información divulgada por McDonough, aunque la actual pareja presidencial ya compró la casa en Dallas, los Bush no han tomado aún posesión de la propiedad, por lo que la Casa Blanca ha declinado aportar más detalles sobre la vivienda.

Bush y su esposa habían vivido previamente en Dallas desde diciembre de 1988 hasta enero de 1995, cuando se trasladaron a Austin, la capital del estado, tras el triunfo de Bush en las elecciones a gobernador.

Durante la jornada del miércoles, en declaraciones a la prensa para presentar las decoraciones navideñas de la Casa Blanca, la propia primera dama había adelantado que ella y su esposo se mudaban a Dallas.

Según explicó Laura Bush, "nos vamos a mudar a Dallas en enero, y es posible que haya casa nueva. Así que creo que es ahí en donde nos gastaremos el dinero de los regalos de Navidad, en el sector inmobiliario".

Laura Bush pretende ahorrar

La primera dama explicaba así que este año, en vez de gastar dinero en regalos navideños, el presidente y ella planeaban ahorrar.

Los Bush ya poseen en Texas un rancho en Crawford, donde en los últimos ocho años han recibido a los líderes mundiales a los que querían agasajar de manera especial y donde planean pasar también temporadas una vez comience su "vida después de la vida", como describe la primera dama a la etapa que comenzará tras la Casa Blanca.

Los rumores de que Bush estaba buscando una propiedad para vivir en Dallas surgieron a mediados de julio cuando una reconocida publicación de la industria de bienes raíces publicó que Laura Bush había contratado los servicios de una reconocida firma inmobiliaria.

Paralelamente, la revista Newsweek publicó a mediados de año que si bien al presidente le gustaba la vida tranquila de Crawford, Texas, al abandonar su puesto dejaría que su esposa Laura tomara la decisión de donde vivirían.

"Me gusta Crawford, pero después de ocho años de sacrificios, yo ya no soy el que tomará las decisiones", refirió el presidente, quien antes de ocupar la Casa Blanca tras asumir la presidencia en enero de 2001, vivió poco más de cinco años en la Mansión del Gobernador de Texas, en la ciudad de Austin.

Según lo que se comentaba entonces en el giro inmobiliario de Dallas, Laura Bush trabajó con el agente de bienes raíces Allie Beth Allman, quien encabeza una importante firma especializada en la venta de propiedades exclusivas.

En aquella ocasión, la publicación semanal dijo que precio de compra para los Bush rondaba por los $2.5 y los $4 millones de dólares, y su expectativa era encontrar un área de al menos 7,500 pies cuadrados, con cinco o seis recámaras e igual número de baños.

Otro de los factores importantes para la vivienda del futuro presidente era la necesidad de un garaje de gran tamaño para por lo menos tres automóviles y una piscina en la parte trasera.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad