publicidad

Brown amplió investigación en Bell

Brown amplió investigación en Bell

El procurador Jerry Brown emplazó a nueve funcionarios en Bell ante el escándalo por salarios altos.

Emplazó a nueve funcionarios

LOS ÁNGELES, California " La oficina del procurador general del estado solicitó los registros financieros de oficiales y ex oficiales de la ciudad de Bell involucrados en el escándalo de salarios, y los emplazó para ofrecer testimonios juramentados en dos semanas.

“Estamos moviéndonos tan rápido como podemos y si encontramos una base legal para la acción, la tomaremos muy rápido”, dijo el procurador general Jerry Brown durante una conferencia de prensa en Los Ángeles.

“No estamos hablando de meses, estamos hablando de semanas para potencialmente tomar acción, pero queremos asegurarnos de escuchar de los oficiales, escuchar lo que tienen que decir mientras vemos sus registros”, dijo Brown. “Este es un emplazamiento muy extensivo, abarca impuestos por ingresos, regalos, relaciones de negocios que puedan echar luz sobre los que estaba pasando en Bell”.

Nueve personas fueron emplazadas, entre ellas el ex administrador de Bell Robert Rizzo y miembros del concejo de Bell, según Brown.

Número para reportar fraude electoral

Brown, quien está en la contienda por la gobernación de California, también anunció un número telefónico gratuito " (866) 625 " 4400 " para los residentes de Bell que quieran presentar quejas de fraude electoral. Brown dijo que las pistas podrían ser potencialmente usadas para invalidar algunos resultados electorales.

publicidad

“Tenemos algunos reportes de electoralismo inapropiado y posiblemente ilegal en el que boletas de votantes ausente fueron recolectados por oficiales, o por otras personas, y entregadas a las oficinas electorales”, dijo. “Bajo la ley estatal, esto no puede hacerse al menos de que alguien esté deshabilitado”.

El diario Los Angeles Times reportó que el Concejo de la Ciudad de Bell fue capaz de eximir a sus miembros de los límites salariales en el estado a través de una proposición aprobada en 2005 durante una elección especial que atrajo a menos de 400 votantes.

Desde entonces, los salarios de algunos miembros del concejo " que son empleados de medio tiempo " se elevó de unos $62 mil al año a al menos $97 mil. El mes pasado decidieron recortarse el salario en un 90 por ciento luego de que el escándalo se hiciera público.

“Si [los oficiales] se reunieron a puerta cerrada y dijeron ‘¿Cómo podemos realizar una elección en la que nadie se presente para poder engrosar nuestros propios salarios y pensiones?, eso constituiría una violación que pondría en tela de juicio toda la elección”, dijo Brown.

“Es muy difícil invalidar una elección, pero no excluiría ninguna posibilidad en base a los hechos que existen”.

Brown agregó que estaba investigando si los beneficios de pensiones podrían ser nulificados.

Bell, una ciudad de unos 40 mil residentes, generó atención nacional luego de que el Times reportara el mes pasado que su administrador Robert Rizzo, gozaba de un salario anula de $787,637; su jefe policial Randy Adams $457 mil y la administradora adjunta Angela Spaccia $376 mil.

Además, el alcalde y tres de los cuatro concejales ganaban $97 mil por sus empleos de medio tiempo.

Rizzo, Adams y Spaccia renunciaron desde entonces. El alcalde y el concejo acordaron reducirse los salarios, pero se han rehusado a hacer caso a las demandas de sus residentes y renunciar.

El viernes, oficiales de Bell revelaron que al menos siete oficiales más gozaban de salarios y paquetes de beneficios de seis cifras.

Subsecuentemente el Times reportó que el salarios y los beneficios de Rizzo ascendían a $1.5 millones al año.

La oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles también está realizando una investigación, mientras que el nuevo fiscal de Bell está evaluando la legalidad de los paquetes de compensación para todos los empleados y administradores que han renunciado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad