null: nullpx
BMW

El renovado BMW M6 2012 convertible

BMW está celebrando el 40º cumpleaños de su línea de deportivos M y entre los festejos destaca el lanzamiento del renovado M6 convertible 
9 Oct 2015 – 10:50 PM EDT
Reacciona
Comparte

A partir de $113,995

El BMW M6 2012 es el segundo M6 convertible tras el del 2010. El nuevo modelo es más potente y más eficiente, gracias al motor de 4.4 litros y 8 cilindros en V en el que predomina el aluminio, frente al anterior de 10 cilindros y 5 litros de cubicaje. El nuevo motor se comparte con el M5. Con una transmisión automática de 7 velocidades de doble embrague, la entrega de potencia se ha mejorado hasta el punto de que estamos ante el convertible más rápido de la historia de BMW.

Los 560 caballos de fuerza le permiten pasar de 0 a 60 millas por hora en 4.2 segundos. Su capacidad de recuperación es destacable y muestra buena capacidad de tracción en la salida de las curvas. Dicho esto, estamos ante un automóvil grande y pesado que, aunque de prestaciones deportivas, no transmite las mismas sensaciones que un M3.

Los consumos también se han mejorado respecto al predecesor: 14 millas por galón en ciudad, 20 mpg en carretera y 16 mpg combinado. El tamaño del tanque de gasolina se ha aumentado, lo que permite una autonomía de 422 millas sin repostar a velocidad de crucero en carretera.

La suspensión también se ha rediseñado. Más ligera gracias a que es completamente de alulminio, es además más rígida. Logra transmitir mejor lo que está pasando en la parte trasera del auto, donde está la potencia. Tanto el chasis como la suspensión están basados en la estudios de los ingenieros de BMW en carreras de competición.

Los frenos son de aluminio y el sistema incorpora todos los avances tecnológicos de antibloqueo, control de estabilidad dinámico, control de frenado en curva, etc. También se ofrecen en carbón cerámico como opción, unos frenos que son, básicamente, de competición.

El M6 calza de serie unas llantas de 19 pulgadas de aleación ligera con un diseño específico para la serie M, con neumáticos 265/40 R19 adelante y 295/35 R19 atrás. Llantas de 20 pulgadas se ofrecen como opción.

Los modos M de conducción

El panel instrumental es específico de la línea M, así como el volante, muy agradable al tacto y que incluye los botones M1 y M2 que permiten pasar rápidamente de un modo de conducción a otro. Principalmente el cambio a Sport o Sport+ incrementa la respuesta del acelerador, logrando inyectar mucho más gas pisando mucho menos. Además, el volante y la suspensión se vuelven un poco más rígidos en los modos 'deportivos'. Por el contrario, el modo Comfort facilita la maniobrabilidad del vehículo suavizando el giro del volante y adaptando la suspensión a las condiciones de la carretera.

El M6 incluye la tecnología Star&Stop para reducir consumo y emisiones, que consiste simplemente en que el automóvil apaga el motor completamente cuando está parado -en una semáforo, por ejemplo- y vuelve a encenderse automáticamente al levantar el pie del freno y acelerar. En un primer momento puede generar una sensación extraña al conductor, que siempre tiene la opción de desactivarlo.

El diseño

El diseño del M6 incorpora pequeñas novedades, como la nueva parrilla frontal y las tomas de aire. El auto es además un poco más ancho e incorpora dos escapes dobles en la parte trasera. Jusnto a las luces LED, todo contribuye a su aspecto atlético.

El techo descapotable del M6 es de tela y puede retirarse o colocarse en marcha a menos de 25 millas por hora. También puede activarse desde el mando a distancia. La capota tarda 19 segundos en abrirse y 24 en cerrarse. El pequeño cristal trasero es térmico y permite bajar y subirse independientemente de la capota.

La oferta de colores exteriores es de ocho metálicos y uno mate, mientras que la capota puede ser negra, beige o, como opción, antracita.

El interior

Como no podía ser de otra manera, BMW ha cuidado hasta los más pequeños detalles del interior del nuevo M6 convertible, donde destaca la piel merino de serie presente no sólo en los nuevos asientos deportivos, sino también en las puertas y el salpicadero, y los detalles "M" salpicados por toda la cabina.

La impresionante pantalla del sistema iDrive es de 10.2 pulgadas, alimentada por un servidor de 80GB y el sistema de navegación propio de BMW. El sistema de sonido de serie viene con 12 altavoces y se ofrece como opción un Bang & Olufsen.

Los asientos traseros no podemos decir que sean espaciosos, pero sí permiten a dos personas viajar en trayectos cortos. 

Como curiosidad, el volante se ofrece con calefacción como opción.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:BMW