publicidad

Prestamos del gobierno

Prestamos del gobierno

Los préstamos estudiantiles federales son una opción segura en momentos en los que la crisis económica afecta el mercado crediticio.

Más recursos

ATLANTA - Los préstamos estudiantiles federales son una opción confiable y segura en momentos en los que la crisis económica afecta seriamente el mercado crediticio, coinciden expertos y autoridades. Y el Departamento de Educación de Estados Unidos ha iniciado una reestructuración a la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés) con el fin de hacerla más sencilla y accesible para padres y estudiantes.

El Departamento de Educación de Estados Unidos ha destinado este año más de $83 mil millones para ayudar a las familias y estudiantes a financiar estudios de educación superior, lo que representa cerca del 60 por ciento de todos los fondos para asistencia estudiantil en todo el país.

En un esfuerzo por aliviar la presión que ha ejercido la crisis financiera en el mercado de préstamos, incluidos los estudiantiles, las autoridades federales han tomado medidas para garantizar el flujo de fondos.

Como parte de estas medidas, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, firmó la pasada semana una extensión de la Ley de Acceso a los Préstamos Estudiantiles y el Congreso de EU renovó temporalmente el acceso a fondos federales para préstamos estudiantiles al Departamento de Educación.

De acuerdo con el Departamento de Educación, el programa de préstamos estudiantiles federal ha desembolsado cerca del 40 por ciento de los fondos disponibles para este año lectivo, lo que representa $51 mil millones, $6 mil más que durante el mismo período el año pasado.

publicidad

Préstamos federales más seguros

Asimismo, el Departamento de Educación ha anunciado que implementará una serie de medidas para garantizar la disponibilidad de fondos para los centros de estudios y prestamistas para el año escolar 2009-2010 hasta alcanzar las metas establecidas para ese período.

Para Craig Munier, director la Oficina de Becas y Ayuda Financiera de la Universidad de Nebraska-Lincoln, los préstamos federales representan una opción más segura en momentos en los que préstamos privados están sujetos a cambios de acuerdo a las demandas del mercado.

Conoce el proceso de solicitud de ayuda

El formulario, que además de ser requerido para solicitar ayuda económica federal es utilizado por estados y universidades, será sometido a cambios luego de que una comisión gubernamental lo declarara "confuso, complejo, ineficiente, reiterativo y que frecuentemente no brinda asistencia a los estudiantes que realmente la necesitan".

Entre los cambios contemplados, que deberán ser aprobados por el Congreso de Estados Unidos antes de ser implementados, está la reducción del FAFSA de 100 a 26 preguntas y la posibilidad de que los estudiantes puedan saber a cuánta ayuda califican antes de terminar el último año de secundaria, según el Departamento de Educación.

El formulario que se utiliza actualmente tiene una extensión de más de seis páginas y en las que se deben responder 120 preguntas, una de las principales críticas de los expertos que lo analizaron.

Otros de los cambios propuestos por las autoridades, son la posibilidad de presentar el formulario a través de Internet en el sitio de FAFSA (www.fafsa.ed.gov/), dividir las preguntas en varias categorías para facilitar su comprensión y la posibilidad de recibir notificaciones con anticipación sobre si se es elegible y la cantidad de la asistencia para que las familias puedan planificar con anticipación el ingreso a la universidad.

A través de la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA) se puede tener acceso a todas las becas, préstamos y tipos de ayuda del Departamento de Educación, que cada año otorga más de 80.000 millones de dólares en ayuda económica para estudios universitarios, un 60 por ciento del total de este tipo de ayuda a nivel nacional.

Entre los requisitos para participar en los programas federales de ayuda estudiantil, está el contar con un diploma de escuela secundaria o un Certificado de Formación Educativa General (GED) estar matriculado (o aceptado) como estudiante regular en un programa aprobado por las autoridades educativas que participe en los programas federales de ayuda estudiantil.

Además, se debe demostrar necesidad económica (con excepción de los Préstamos Stafford sin subsidio) y probar que no se ha incurrido en el incumplimiento de pago de un préstamo estudiantil federal.

Las solicitudes de FAFSA para el próximo año lectivo deben presentarse antes del 30 de junio del 2009, aunque los plazos de solicitud establecidos por los estados frecuentemente cierran antes.

publicidad

En el caso de los programas de ayuda estatal o de instituciones educativas, las autoridades recomiendan contactarlos directamente para saber conocer los plazos de solicitud y si se deben llenar formularios adicionales.

En el sitio de Internet de FAFSA se puede obtener información sobre los requisitos para solicitar ayuda económica, las distintas formas de asistencia, llenar aplicaciones de solicitud de ingreso a universidades.

Mercados privados peligrosos

"El impacto de la crisis sobre los préstamos estudiantiles federales ha sido mínima, este tipo de préstamos no han sido afectados a diferencia de algunos préstamos privados que han implementado mayores restricciones o dejando de prestar", declaró a Efe Munier, que fungió anteriormente como presidente de la Coalición Nacional de Préstamos Estudiantiles Directos (NDSLC), que fomenta el uso de fondos federales.

Munier señaló a quienes han optado por préstamos de estudios en el sector privado como los que pueden estar siendo más perjudicados por la actual crisis.

"Los estudiantes que por diversas razones, como un mal historial de crédito o falta de un buen fiador, que recurren a los mercados alternativos de préstamos son los que hasta ahora están experimentando más problemas", dijo.

De acuerdo con el administrativo, al momento de buscar formas de financiación para los estudios universitarios, siempre deben considerarse como primera opción las becas y subsidios que ofrecen tanto programas privados como públicos.

publicidad

"Al buscar ayuda financiera para la universidad, los padres y estudiantes deben buscar primero becas o subsidios federales para minimizar la necesidad de solicitar préstamos, y como segundo paso nosotros recomendamos que recurran a los préstamos federales o aquellos garantizados por el gobierno en lugar de a las empresas privadas de préstamos", indicó Munier.

"Son opciones (las privadas) en las que vamos a ver subir los intereses y que van a ser cada vez más difíciles de obtener por los requisitos", agregó

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad