publicidad
Mueren dos oficiales de Miami-Dade tras balacera

Balacera deja a dos policías muertos en Liberty City

Balacera deja a dos policías muertos en Liberty City

Enojo y tristeza han sido el sentimiento compartido por parte de los policías del condado y sus seres queridos después que una tragedia le cobrara la vida a dos de ellos y dejara otro hospitalizado el jueves, tras una balacera en Liberty City.

Mueren dos oficiales de Miami-Dade tras balacera
Mueren dos oficiales de Miami-Dade tras balacera

La investigación

 

Ingresa en la parte baja de esta página para compartir tus comentarios sobre esta tragedia.

Video: Familiares de los difuntos hablan

MIAMI, Florida -- Enojo y tristeza han sido el sentimiento común por parte de los policías del condado y sus seres queridos después que una tragedia le cobrara la vida a dos de ellos y dejara otro hospitalizado el jueves, tras una balacera en Liberty City.

La policía de Miami-Dade sigue investigando el tiroteo que dejó a dos policías muertos y a un sospechoso muerto antes del mediodia el jueves en la NW 7 Avenida y la Calle 69 en Liberty City. La policía estaba llevando a cabo una operación en conjunto con los alguaciles federales (US Marshals) para arrestar a un sospechoso cuando estalló la balacera. El policía Roger Castillo murió en la escena, mientras que otra policía, Amanda Haworth, fue llevada al Hospital Jackson donde falleció poco después. Un tercer policía herido también está recibiendo tratamiento en el hospital.

publicidad

Oficiales originalmente cerraron 12 cuadras en la zona para llevar a cabo su investigación y buscar más posibles sospechosos en el tiroteo.  La policía de Miami acudió a la escena para ayudar con la investigación, y el director de la policía de Miami-Dade se dirigió a la prensa horas después del siniestro.

"Ocurrió cuando tratábamos de detener a un sospechoso, alguien que es un criminal de carrera; esa persona murió”, dijo el Director James Loftus.

Loftus dijo que ya no buscan a más sospechosos, pero estaba conmovido por la tragedia.

Amanda Haworth fue una veterana de 23 años con el departamento, y deja un hijo atrás.

“Dos ángeles de nuestro departamento de policía fueron matados, y estoy enfurecido con esto", dijo Loftus en la conferencia de prensa. “Tenemos a cuatro niños que perdieron a sus padres hoy”.

Decenas de policías se vieron entrando ese día al hospital, muchos con la banda negra cubriendo la placa que llevan puestas en su uniforme, símbolo de luto en el mundo policial. Un grupo de policías en motocicletas se aparecieron al hospital para ir en caravana transportando el cadáver.

"Yo conocía a los dos [oficiales] personalmente. Es un día muy doloroso", dijo la portavoz Rosanna Cordero-Stutz durante una rueda de prensa afuera del hospital.

Fotos: Balacera en Liberty City

Loftus dijo que ya no buscan a más sospechosos, pero están interrogando a cuatro personas más que estaban con el sospechoso en la casa.

El director no ocultó estar enfurecido y hacia el final de la conferencia habló de cómo la gente “no entienden” cuando casos policiales como este involucran a civiles muertos, quizás una respuesta a recientes tragedias policiales como la que involucró a los policías de la Ciudad de Miami y un sospechoso que murió en Overtown el año nuevo.

En recientes semanas el jefe de la Policía de Miami Miguel Expósito ha recibido críticas de las ciudadanos afro-americanos de la ciudad, por presunto abuso policial y tiroteos por parte de su departamento. Aunque el caso del jueves tomó lugar en Miami,  solo involucra a la Policía de Miami-Dade y agentes federales.

El sospechoso que buscaban, Johnny Simms de 23 años, murió a manos del policía Oscar Plasencia, uno de cuatro policías en la escena original. Simms tiene un extenso record criminal, que incluye convicciones por robo a mano armada y tráfico de cocaína entre otros cargos. Haz clic para ver el record criminal de Simms.

Los líderes al nivel local y estatal están hablando de la tragedia.

El congresista David Rivera emitió el siguiente comunicado: “Envió mi más sentido pésame y simpatía a los seres queridos de los Detectives Roger Castillo y Amanda Haworth. Estos dos oficiales valientes dieron sus vidas sirviendo y protegiendo los residentes del Condado Miami-Dade, y las oraciones de la comunidad están con la familia en este tiempo difícil”.

publicidad

El gobernador Rick Scott, también dijo en un comunicado que sus “oraciones están con las familias de los héroes caídos del Departamento de Policía de Miami-Dade, quienes dieron sus vidas trabajando. Cada día los hombres y mujeres oficiales de la ley ponen sus vidas en riesgo para protegernos. Por este acto de sacrificio, debemos seguir estando eternamente agradecidos y hacer todo lo que podamos para prevenir que estos actos de violencia despreciables ocurran en nuestras comunidades”.

Una página de Facebook ha sido creada en honor a los dos policías, donde los simpatizantes pueden dejar sus pésames y comentarios. Haz clic para ingresar en la página y dejar tu comentario. También te invitamos a que ingreses en la parte baja de esta pagina pare que dejes tu comentario en Univision.com.

El historial del sospechoso

Aunque los dos detectives que murieron tenían puesto chalecos antibalas el sospechoso usó un arma semiautomática, de acuerdo a la policía.

Simms estaba en libertad bajo fianza, y acababa de salir de la cárcel de su última condena. Esta vez la policía lo tenía que arrestar por asesinato. Su madre, habló en el Nuevo Herald, periódico asociado a Noticias 23, y dice que cuando los policías tocaron en su casa el jueves, ella abrió la puerta, pero no se imaginaba lo que iba a pasar.

Lorraine Simms pidió perdón por lo que pasó.

publicidad

“Lo siento por los oficiales que fueron matados”, dijo Simms llorando. “Yo perdí a mi hijo también”.

“El dijo que abriera la puerta, nunca me pensé que él iba a salir con una pistola. Ocurrió tan rápido. Antes de darme cuenta, habían disparos de los dos lados”.

La policía dice tener a otro persona que estaba en la casa en detenida pero no han revelado detalles particulares.

Audio: Comentarios del Alcalde Alvarez al respecto

Donación de dinero a las familias de los fallecidos

El detective Castillo, quien tenía 21 años de servicio con la policía, era padre de tres hijos: Anthony, Michael y Brian.  Haworth, una madre soltera con 23 años de servicio a la policía, deja atras un hijo de 13 años.

El sindicato de policías (PBA) ha creado el fondo “Dade County Love Fund”. La cuenta sirve para que el público pueda donar dinero a las familias de los policías Castillo y Haworth. Los dos dejan hijos menores atras.

Usted puede donar escribiendo un cheque a:

"The Dade County PBA Love Fund"

Escriba  “For Officers Castillo and Haworth” en la línea de memo para que el dinero sea destinado específicamente a las familias de estos dos oficiales.

Envié el cheque a: PBA (Police Benevolent Association)

10680 NW 25 Street, Miami, Fl 33172.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad