null: nullpx
Autos Históricos

Saturn Ion 2003-2007

El Saturn Ion fue el modelo de entrada a la marca de 2003 a 2007, y estaba dirigido a compradores jóvenes.
9 Oct 2015 – 10:58 PM EDT
Reacciona
Comparte

El Ion fue el modelo de entrada a la marca de 2003 a 2007. Dirigido a compradores jóvenes, el Ion tenía un estilo único junto a un motor de 2.2 litros. Nunca estuvo en las listas de mejores auto de nadie en gran medida gracias a la baja calidad en el interior, manejo poco dinámico y diseño extraño tanto adentro como afuera.

Este auto se lanzó en 2003 como reemplazo del Serie S. Durante su tiempo de vida, Saturn siempre estuvo preocupada por hacerle mejoras (particularmente en 2005) al manejo del auto, refinamiento en el interior y en general por lo que es recomendable adquirir un modelo lo más nuevo posible.

El Ion tenía tracción delantera y dos carrocerías, un sedán de cuatro puertas o el “Quad Coupé”. El coupé tenía el estilo de un dos puertas, pero en realidad tenía dos puertas traseras tipo suicidas, algo similar a lo que podemos encontrar en una pickup. Tenía tres niveles de equipamiento: base 1 (descontinuado en 2006), 2 y 3.

Todas las versiones utilizaban un motor cuatro cilindros con 2.2 litros y 145 caballos de fuerza. A partir de 2006 el Ion 3 sedán tuvo un 2.4 litros con 175 caballos como opción. Era parte de un paquete deportivo, solo disponible en el Ion 3, que también incluía frenos ABS, control de tracción y suspensión deportiva. Equipaba de serie una caja manual de 5 velocidades pero la mayoría de la gente optó por la caja automática de 4 marchas o la CVT.

Había otra versión de alto desempeño para el Quad Coupé llamada Saturn Ion Red Line. Utilizaba un 2.0 litros súper cargado con 205 caballos de fuerza. El Red Line tenía únicamente una caja manual de 5 cambios con relaciones cortas, rines de 17 pulgadas, discos de freno mejorados y suspensión deportiva.

Uno de los puntos fuertes del Ion es el enorme espacio de carga en cualquiera de sus versiones. El asiento del pasajero delantero se doblaba por completo y el espacio de la cajuela era de los más grandes del segmento. La versión base tenía muy poco equipamiento, sin aire acondicionado o vidrios y espejos eléctricos. Tenías que subir hasta el Ion 3 para conseguir estas cosas, así como rines de 16 pulgadas, control de velocidad automático y sistema de audio con CD/MP3. Tomando en cuenta la depreciación del auto, es muy recomendable buscar un Ion 3.

En pruebas de manejo el Ion salió en la parte baja de la tabla en cuanto a desempeño. A pesar del buen motor, el Ion no tenía chispa, y el desempeño en general se sentía muy conservador y la dirección era pesada. A pesar de las constantes mejoras en el interior durante toda su vida, los asientos no eran los más cómodos.

Definitivamente el mejor ejemplar del Ion era el Red Line. La potencia extra y la puesta a punto lo convertían en un auto divertido y económico, convirtiéndolo en nuestra mejor recomendación.

Si buscas un Ion, asegúrate que sea un Red Line.

Reacciona
Comparte