null: nullpx
Autos Históricos

Saab 9-5 1999-2009

Si está buscando un Saab 9-5 usado, cualquier versión del modelo 2002 en adelante es una buena idea.
9 Oct 2015 – 10:57 PM EDT
Reacciona
Comparte

Generalmente el ciclo de vida de un auto es de alrededor de cinco a seis años antes de sufrir un rediseño importante. Ocasionalmente hay auto que duran tal vez uno año más que eso, pero el Saab 9-5 original duró nada menos que 11 años en el mercado.

El 9-5 original se produjo de 1999 a 2009 y lógicamente pasó por varios cambios a lo largo de su vida, especialmente en cuanto a motores. El 9-5 retuvo mucho del diseño de su predecesor, el Saab 9000, pero reemplazó el diseño de hatchback de 5 puertas del 9000 por una carrocería sedán. La variante vagoneta llegó un año después.

Ya que el 9-5 duró tanto en el mercado, que tan bien se compara con la competencia depende que tan atrás en el tiempo vaya uno. Cosas como el nivel de equipamiento, calidad de interiores y avances tecnológicos parecen bastante buenos cuando se está hablando de uno de los primeros 9-5 y se compara con un BMW o un Lexus de la misma época.

Sin importar el año, la mayoría de los conductores encuentran los asientos del 9-5 sumamente cómodos, especialmente los que están equipados con calefacción y ventilación. El espacio para los pasajeros también era bastante bueno. El enorme espacio de la cajuela junto a los asientos traseros abatibles le daban buena versatilidad, la cual aumentaba considerablemente con la versión vagoneta.

Al principio, las versiones del 9-5 consistían en una Base, una SE y la Aero. El motor de las versiones base era un cuatro cilindros turbo de 2.3 litros con 185 caballos de fuerza (170 en 1999) y utilizaba una caja manual de 5 velocidades o una opcional automática de 4. El 9-5 Aero tenía el mismo motor pero con 230 caballos y caja manual. Originalmente el SE podía utilizar la variante de 170 caballos o un V6 turbo de 3.0 litros con 200 caballos, pero a partir del modelo 2000 todos los SE utilizaron el V6 y la caja automática de 4 velocidades.

Aunque se veía muy parecido, el 9-5 de 2002 sufrió cambios importantes. Habían tres versiones (Linear, Arc y Aero) que tenían su propio estilo y equipamiento. La versión base se convirtió en la linear con el motor de 185 caballos de fuerza y el SE se convirtió en el Arc con el V6 turbo y un enfoque hacia el lujo. Una nueva caja automática de 5 velocidades estaba disponible en todas las versiones y el motor 4 cilindros turbo de la versión Aero aumento a 250 caballos de fuerza.

La suspensión y la dirección fueron modificadas para entregar un mejor comportamiento dinámico mientras que las bolsas de aire adaptativas y el control de estabilidad mejoraban la seguridad del auto. Si está buscando un 9-5 usado, cualquiera de 2002 en adelante es una buena idea.

En 2004 hubieron algunos otros cambios. La versión Linear ya sólo estaba disponible en vagoneta y el Arc descontinuó el V6 de 200 caballos por un cuatro cilindros turbo de 220. Un año más tarde se añadió sistema de navegación a la lista de opciones.

Para 2006, el 9-5 recibió algunos cambios en su estética exterior y le mejoraron la suspensión, también el cuatro cilindros de 2.3 litros con 250 caballos se convirtió en el motor estándar y aumentó su potencia para llegar a 260 caballos de fuerza.

La versión vagoneta se renombró Sportcombi y desaparecieron las versiones Linear, Arc y Aero para dejar una sola versión. El Aero con su enfoque deportivo se convirtió básicamente en un paquete de equipamiento durante los siguientes dos años antes de regresar como una versión completa junto con la versión base 2.3T.

Cuando el auto salió al mercado la mayoría de las reseñas decían que era un muy buen vehículo, con buen equipamiento y divertido de manejar. Lógicamente esa imagen del auto fue cambiando conforme pasó el tiempo y para el final de su vida se encontraba en el sótano del segmento de los sedanes medianos de lujo, a pesar de seguir siendo un muy buen auto y ser una buena alternativa para un auto usado de ese segmento.

Reacciona
Comparte