null: nullpx
Autos Históricos

Porsche Cayman 2006-2008

A pesar que la segunda generación es mejor, la primera generación del Cayman sigue siendo un muy buen auto para quien gusta de manejar.
31 Mar 2016 – 06:35 PM EDT
Reacciona
Comparte

El Porsche Cayman comparte la mayoría de sus componentes mecánicos con el Boxster de segunda generación, pero es más rígido, por lo que es un auto todavía más capaz en cuanto a manejo dinámico.

El Cayman combina manejo directo, excelentes frenos y la opción de dos motores que cantarán con alegría mientras te impulsan por la carretera. Con la llegada del nuevo 911 que es más grande, el Cayman se posiciona de manera más afianzada en el lugar que le corresponde como un auto compacto de alto desempeño.

El Cayman debutó en 2006, para este primer año sólo había una versión: Cayman S. Al igual que el modelo actual, tenía un motor de 6 cilindros opuestos de 3.4 litros con 295 caballos de fuerza. La versión base se estrenó en 2007 con un 6 cilindros de 2.7 litros con 245 caballos. Tenía una caja manual de 5 velocidades o la clásica Tiptronic de 5 marchas como opción.

Antes de la puesta al día de 2009, el sistema de navegación opcional era una versión más vieja con una pantalla más chica. Los asientos ventilados, el volante con calefacción, interface para iPod y radio satelital tampoco estaban disponibles.

El diseño exterior también era un poco diferente. Cuando se presentó la caja PDK, sólo estaba disponible con los botones de cambio extraños. Las paletas fueron opción a partir de 2010.

A pesar que la segunda generación es mejor en muchos sentidos, la primera generación del Cayman sigue siendo un muy buen auto para quien gusta de manejar. La dirección es sumamente precisa y la entrega de potencia del motor hace que el auto se sienta como una adaptación de calle de un auto de carreras. La distribución de peso que tiene gracias a su motor central lo hace un verdadero auto deportivo, sin importar que sea el “hermano menor” del mítico 911.

Uno de los problemas que puede tener es que tiene un precio considerablemente más alto que el de sus competidores, especialmente si se seleccionan varias cosas de la lista de opciones de Porsche. Pero cuando se trata de entregar un paquete de desempeño, interacción intuitiva de manejo y comodidad para todos los días, no podemos pensar en un mejor auto que el Cayman.

Reacciona
Comparte