null: nullpx
Autos Históricos

Nissan Versa 2007-2011

En general el Versa es un buen paquete de comodidad, espacio, conducción y sobre todo muy buen precio.
9 Oct 2015 – 10:51 PM EDT
Reacciona
Comparte

El Nissan Versa ejemplifica la manera en la que los subcompactos han evolucionado para ser más que autos económicos que gastan poca gasolina. Al igual que otros vehículos del segmento, el Versa combina excelente consumo de combustible, buena calidad e fabricación y un interior bastante espacioso mientras mantiene un precio muy accesible.

El Versa también se distingue por tener dos carrocerías y una larga lista de opciones. Es una excelente opción para un vehículo de entrada a la marca aunque le falta algo de emoción y personalidad.

El Versa llegó al mercado en 2007. Originalmente tanto sedán como hatchback utilizaban un motor 1.8 litros con 122 caballos de fuerza junto a una caja manual de 6 velocidades. La transmisión automática de 4 marchas era opcional en la versión base S mientras una caja CVT podía ser equipada en la versión SL. Para 2009 el SL sedán tenía de serie la caja automática de 4 velocidades mientras el SL hatchback usaba la CVT de serie.

Otro importante cambio sucedió en 2009 cuando Nissan sacó al mercado otras dos versiones todavía más baratas: el 1.6 base y el 1.6. Como el nombre sugiere, utilizaban un motor de 1.6 litros con 107 caballos de fuerza. Utilizaban de serie una caja manual de 5 velocidades y la automática de 4 era opcional. Lógicamente el equipamiento de serie era menor que en las versiones don el motor 1.8 litros, en este caso el radio y el aire acondicionado eran opcionales.

Los frenos ABS eran opcionales en todas las versiones hasta 2010 cuando fueron de serie para todos… casi todos ya que siempre fueron opcionales en los 1.6 litros. Lógicamente se recomienda ampliamente buscar uno usado con este sistema.

La primera generación del Versa era espacioso, cómodo y estaba bien equipado. En las pruebas se encontró que las versiones con el motor 1.8 tenían muy buen manejo. La caja CVT hacía un buen trabajo en ayudar al auto a llegar a una velocidad crucero en carreteras, sin embargo la caja manual hacía mejor uso de la banda de potencia del 1.8 litros y se recomienda más a usuarios que no tengan problemas en encargarse de los cambios de velocidades.

El 1.6 no era el escalón abajo que uno podría pensar debido a su reducción de potencia. El arranque de 0 a 60 milla spor hora le tomaba menos de 10 segundos a la versión manual y rara vez se sentía falto de potencia en la calle aunque el sonido no era lo mejor del mundo.

Sin importar el motor, el manejo del Versa era bueno sobre pavimento liso, pero la suspensión se quejaba un poco cuando el camino se volvía rugoso, generalmente las llantas “brincaban” sobre los obstáculos en lugar de acomodarse en su lugar de manera silenciosa.

En general el Versa es un buen paquete de comodidad, espacio, conducción y sobre todo muy buen precio, convirtiéndolo en el vehículo perfecto para la familia pequeña que está en busca de su primer auto.

Reacciona
Comparte