null: nullpx
Autos Históricos

Hyundai Tiburón 2003-2007

Aunque el Tiburón nunca fue parte de la élite de su segmento, su precio accesible lo convierte en una opción interesante para quién busca un auto usado.
4 May 2012 – 04:00 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Cuando se presentó en el mercado americano en 1997, el Tiburón representó el primer intento de Hyundai de entregar un auto que fuera más que un modelo económico. Este coupé de dos puertas, aunque no tan rápido o refinado como algunos otros de su segmento, era increíblemente económico y mostró que Hyundai se estaba tomando en serio eso de cambiar su imagen. A través del tiempo, el Tiburón mejoró tanto su apariencia como su desempeño.

La segunda generación de este auto de tracción delantera se comenzó a vender en 2003. Estaba disponible sólo en carrocería hatchback de dos puertas. A lo largo de su vida sufrió cambios importantes como un rediseño exterior e interior en 2005 y 2007. También se añadieron versiones y niveles de equipamiento al pasar de los años.

La versión base era la GS y tenía un cuatro cilindros de 2.0 litros con 138 caballos de fuerza y una caja manual de 5 velocidades. Había una automática de 4 como opción.

La mejor opción era el Tiburón GT que tenía un V6 de 172 caballos y varias mejoras enfocadas al desempeño como la suspensión más dura y rines de 17 pulgadas. También incluía control de clima automático, cruise control, computadora de viaje y un enorme alerón trasero. La versión GT Limited (añadida en 2006) incluía vestiduras de piel, sunroof y sistema de audio Infiniti de 440 watts.

Si buscan más desempeño la versión que quieren es la LE que equipaba al motor V6 con una caja manual de 6 cambios. Tenía cosas exclusivas como los calipers de freno pintados en rojo, faros de niebla y un alerón todavía más grande para darle una apariencia más deportiva. También venía muy bien equipado añadiendo volante y palanca de velocidades forrados en piel, sistema de audio Kenwood con entrada para MP3, acentos metálicos en el interior, pedales de aluminio y medidores extras.

En las pruebas de manejo el preferido siempre fue el V6 ya que tenía el empuje necesario para mover las 3 mil libras que pesaba el auto. La caja de 5 velocidades tenía buen escalonamiento y el GT se movía bien en situaciones demandantes. El auto era divertido principalmente por el manejo que entregaba, aunque la firmeza de la suspensión le daba un manejo algo áspero.

Aunque el Tiburón nunca fue parte de la élite de su segmento, su precio accesible lo convierte en una opción interesante para quién busca un auto usado. Parece que Hyundai está trabajando en un nuevo Tiburón de tracción delantera, pero el sustituto actual del auto es el muy superior Genesis de tracción trasera.

Reacciona
Comparte
Publicidad