null: nullpx
Autos Históricos

Ford GT 2004-2006

Presentado como prototipo justo a tiempo para el centenario de Ford en 2003, el Ford GT hizo su aparición en 2004 como la versión moderna del GT40.
17 Ago 2012 – 06:00 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Presentado como prototipo justo a tiempo para el centenario de Ford en 2003, el Ford GT hizo su aparición en 2004 como la versión moderna para la calle del GT40 de carreras que le ganó a Ferrari y barrió con las 24 Horas de LeMans cuatro años seguidos de 1966 a 1969.

Este súper deportivo se produjo de 2004 a 2006 y en ese tiempo se produjeron 4, 038 unidades las cuales se terminaron de vender para 2008. Tenía tecnología de punta que iba acorde con su precio de $114 mil. Utilizaba un motor V8 súper cargado en posición central que erogaba 540 caballos de fuerza, chasis de aluminio, carrocería de aluminio, frenos Brembo perforados y cubierta del motor de fibra de carbono.

Una vez adentro (entrar era complicado debido al marco de la puerta que cubría parte del techo) uno se encontraba con mucho espacio. Tanto el conductor como el pasajero tenían muy buen espacio para piernas y para la cabeza, haciendo un habitáculo bastante cómodo para el tipo de auto que es. El diseño del interior tenía una mezcla de nuevo y viejo. El tacómetro montado al centro, el enorme botón rojo de ignición, la palanca de velocidades de metal, los enormes switches y los asientos de fibra de carbono nos recuerdan su herencia deportiva proveniente directamente de los años 60, mientras que la consola central de magnesio y el control de clima le dan un toque de modernidad y civilización. La visibilidad trasera es casi nula, pero era de esperarse en un a uto de estas características.

Cuando el auto está en movimiento es cuando realmente se parecía la ergonomía que tiene el auto. Increíblemente se maneja más como un auto deportivo común que como un súper deportivo gracias a su docilidad a bajas velocidades. El pedal del clutch y la palanca de velocidades no son tan duros como se esperaría, la dirección da muy buena retroalimentación y el motor es bastante civilizado cuando se está en el tránsito.

Pero el GT realmente luce cuando se maneja con alegría. A este auto le toma 3.5 segundos hacer el 0 a 60 millas por hora y presenta gran estabilidad y aplomo en la carretera a diferencia de algunos otros súper deportivos que se sienten nerviosos a altas velocidades. El Ford GT es uno de los autos más capaces jamás producidos gracias a su comportamiento en el límite que no sólo lo ponía por encima de sus competidores directos, sino que también lo hacía competir con autos mucho más caros.

El Ford GT de 2006 se vendía en una sola versión con sólo un par de opciones. Tenía chasis de aluminio, rines frontales de 18 pulgadas y traseros de 19, llantas especiales de alta velocidad y el antes mencionado motor V8 súpercargado de 5.4 litros con 550 caballos de fuerza acoplado a una caja manual de 6 velocidades. El equipamiento de serie incluía faros de alta luminosidad, aire acondicionado, acceso sin llave, vidrios eléctricos y sistema de audio con CD.

La lista de opciones incluía un sistema de audio Mcintosh con un amplificador de cuatro canales, así como rines BBS, calipers de frenos pintados en gris o rojo y la franja de carreras a través de toda la carrocería. Ese mismo año hubieron dos ediciones especiales con pintura exclusiva: Un gris tungsteno que conmemoraba la victoria del GT40 original en LeMans en el 66, y la Heritage Edition que tenía los colores azul y naranja que tenía el GT40 que ganó LeMans en 1968 y 69.

Las versiones anteriores de este auto tuvieron básicamente el mismo equipamiento. La mayor parte de los GT40 son modelos 2005 o 2006. Si está buscando un GT es importante saber que los modelos primeros modelos de 2004 sufrían de algunos problemas como mangueras que goteaban y tenían algunos problemas con el sistema eléctrico y el control de clima. Ford llamó a revisión a varios cientos de los primeros GT para sustituir los sensores de la alarma en la suspensión que podían estar defectuosos , y también inspeccionaron las quejas acerca de una fuga de aceite que presentaba el motor. Aunque estos problemas se solucionaron, es mejor comprar uno de los últimos que se fabricaron.

Reacciona
Comparte
Publicidad