null: nullpx
Autos Históricos

Ejecutivo diferente: Acura TL 2004-2008

Este TL se diferenciaba gracias a su diseño exterior atrevido, suspensión con enfoque deportivo e impresionante nivel de equipamiento de serie, lo que lo convertía en un auto con mucho carácter.
22 Ago 2011 – 12:57 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

La tercera generación del Acura TL hizo su aparición en 2004 y duró cuatro años en el mercado. Este TL se diferenciaba gracias a su diseño exterior atrevido, suspensión con enfoque deportivo e impresionante nivel de equipamiento de serie, lo que lo convertía en un auto con mucho carácter que a la fecha sigue dando mucho a un precio accesible.

Habían dos versiones del TL en esta época: base y Type-S. Las versiones base que se construyeron como modelos 2004 y 2005 tenían 270 caballos de fuerza, mientras que los de 2006 en adelante reportaban 258 caballos. Esta diferencia en realidad no venía del motor, sino del nuevo sistema implementado para medir el caballaje en los autos nuevos. Al motor no se le hizo cambio alguno.

Los Type-S estaban equipados con un V6 de 3.5 litros que entregaba 286 caballos de fuerza. También tenían suspensión deportiva, frenos de alto poder Brembo y elementos de diseño especiales como los escapes cuadruples. Desafortunadamente el Type-S llegó un poco tarde a la fiesta y sólo hubo a partir del modelo 2007.

Ambas versiones tenían el mismo interior con enfoque deportivo y gran calidad tanto en ensamble como en materiales. El comportamiento dinámico de este Acura dejó sorprendido a más de uno cuando se hicieron las pruebas iniciales, pero lamentablemente su plataforma de tracción delantera lo dejaba un poco atrás en ese departamento cuando se comparaba con la competencia de tracción trasera. El Type-S le ayudó a recuperar un poco de terreno con su aumento de potencia y manejo más fino.

Los cambios durante su ciclo de vida fueron realmente pocos pero recibió una puesta al día en 2007 que incluyo algunos cambios de diseño menores en interior y exterior así como un sistema de navegación mejorado.

El TL de esa época es un sedán deportivo que tiene un carácter único, es un competidor japonés en un mundo dominado por los alemanes, y se nota la influencia oriental en el enfoque general del auto. Desde cómo se maneja hasta su estética única y juvenil, lo hacen una opción que atraerá a muchos que buscan tener un auto con carácter diferente a la norma.

Reacciona
Comparte
Publicidad