null: nullpx
Autos Históricos

Chrysler Crossfire 2004-2008

El Chrysler Crossfire fue un muy interesante experimento de diseño automotriz, y en ese aspecto logró su objetivo.
9 Oct 2015 – 10:51 PM EDT
Reacciona
Comparte

Cuando se presentó el concepto del Chrysler Crossfire en el Autoshow de Detroit de 2001 hubo interés genuino por parte de la prensa y el público hacia el auto. Este era el primer fruto de la unión DaimlerChrysler que combinaría ingeniería alemana con diseño norteamericano. Se anunció la versión de producción poco después y el Crossfire llegó a los concesionarios un par de años después.

Disponible como un coupé o un convertible de dos plazas, el Crossfire estaba basado en la primera generación del Mercedes SLK. El diseño exterior siempre llamó mucho la atención, pero una plataforma vieja y su desempeño dinámico nada sorprendente eran puntos que no le ayudaban mucho.

Desafortunadamente, el Crossfire nunca fue un éxito de ventas, en parte también porque el interior no era tan llamativo como el exterior y la versatilidad nunca fue uno de sus fuertes. Sigue siendo un auto muy atractivo pero había opciones que le sacaban ventaja en algunos rubros en su época.

El Crossfire estaba disponible sólo como coupé cuando debutó en 2004, con el modelo convertible haciendo su aparición el siguiente año. El motor base siempre fue el V6 de 3.2 litros de origen Mercedes-Benz con 215 caballos de fuerza. La transmisión podía ser una manual de 6 velocidades que venía equipada de serie o una automática opcional de 5 marchas. El Crossfire SRT-6 que sólo se vendió durante 2005 y 2006 tenía una suspensión deportiva y un motor V6 súpercargado con 330 caballos de fuerza, lamentablemente sólo utilizaba la caja automática de 5 velocidades.

Las vestiduras de piel eran equipamiento de serie en 2004, año en el que sólo había una versión, pero a partir de 2005 se ofreció en versiones base y Limited, y la versión base utilizaba vestiduras de tela y equipamiento limitado. La versión Limited mejoraba las cosas con asientos eléctricos forrados de piel, sistema de sonido Infinity y mayor insonoridad en la cabina.

Aparte de las mejoras en la suspensión y el motor, los modelos SRT-6 tenían rines de 18 pulgadas adelante y 19 pulgadas atrás y vestiduras de piel color Perla Napa con insertos de alcántara.

La versión base del convertible tenía un paquete especial (durante 2006 y 2007) que incluía pintura rojo infierno aperlado para la carrocería asientos de tela en gris obscuro, rines tipo SRT-6 de aluminio, filo negro para el parabrisas y manijas color pata satinada. Más que eso casi nada cambió hasta 2008 cuando el modelo base se descontinuó.

En la mayoría de las reseñas lo que más se le festejaba al Crossfire era su diseño atrevido y la versión SRT-6 era elogiada por su desempeño en línea recta. Sin embargo, el sistema de dirección no era de lo mejor y el manejo se sentía algo áspero " mucho más marcado en el SRT-6. La aceleración del motor base de 215 caballos era adecuada, pero nada sobresaliente.

En resumen, el Crossfire era un muy interesante experimento de diseño, y en ese aspecto logró su objetivo. Lamentable e increíblemente, fue la parte alemana de la ecuación que falló para el Crossfire e hizo que nunca explotara todo el potencial que tenía.

Reacciona
Comparte