null: nullpx
Autos Históricos

BMW Z4 2003-2008

El Z4 tiene un enfoque clásico a lo que debe ser un auto deportivo con una carrocería convertible, motor delantero y tracción trasera.
9 Oct 2015 – 10:58 PM EDT
Reacciona
Comparte

El Z4 es uno de los autos deportivos más interesantes que hay. Es sucesor del Z3 y ha sido el único dos plazas de la marca alemana por mucho tiempo. Tiene un enfoque clásico a lo que debe ser un auto deportivo con una carrocería convertible, motor delantero y tracción trasera. Su postura ancha y el largo cofre también nos recuerdan al diseño del roadster perfecto.

La primera generación del Z4 se presentó en 2003. Originalmente habían dos versiones identificadas como 2.5i y 3.0i. El 2.5 tenía un motor seis cilindros en línea de, como su nombre lo dice, 2.5 litros con 184 caballos de fuerza. El 3.0 subía la cilindrada a 3.0 litros y la potencia a 225 caballos de fuerza. Había transmisión manual de 5 velocidades (de serie en el 2.5), manual de 6 velocidades (de serie en el 3.0), automática de 5 y secuencial de 6 marchas (SMG).

El equipamiento incluía rines de 16 pulgadas (17 en el 3.0), capota de lona manual (con medallón de vidrio) y vestiduras de piel para el 3.0i. La lista de opciones incluía la capota eléctrica, faros de xenón y sistema de navegación.

2006 fue un año de cambios importantes. Los Z4 de este año en adelante son mejor opción aunque son más caros. Después de 2006, el Z4 se ofrecía como roadster o como coupé. Para el roadster habían dos versiones: 3.0i y 3.0si. El primero tenía un 3.0 litros con 215 caballos de fuerza, mientras que el si tenía el mismo sies en línea de 3.0 litros pero con 255 caballos de fuerza.

El Z4 coupé sólo estaba disponible sólo en la versión 3.0si. Todas las versiones tenían una caja manual de seis velocidades como equipamiento de serie mientras que la automática de 6 era opcional.

La transmisión SMG, que no había gustado al público, fue descontinuada. Otros cambios incluían mejor puesta a punto de la suspensión para un manejo más confortable, nueva puesta a punto de la caja para mejorar la aceleración y algunos cambios estéticos para mantenerlo al día.

En 2006 también hizo su arribo el Z4 M que también estaba disponible en roadster o en coupé. Esta versión utilizaba un seis en línea pero con 3.2 litros que entregaba 330 caballos de fuerza. La división M de BMW abordó este coche con un enfoque “básico”, cambiando algunas cosas como la caja SMG y la dirección asistida eléctrica por una caja manual de cambios cortos y dirección hidráulica.

Tenía otras mejoras enfocadas al desempeño. La suspensión tenía una puesta a punto completamente deportiva, tenía un diferencial de derrape limitado para las ruedas traseras y frenos más potentes. En el interior el volante era de diámetro más corto, asientos deportivos y lectores especiales.

Incluso en su versión base, la primera generación del Z4 es un auto que recompensa a los conductores con un manejo divertido. La mayoría de las reseñas lo calificaban como un auto de buenos reflejos y aceleración aunque el manejo en general era algo duro y la dirección no era tan comunicativa como en algunos competidores. El coupé tenía una ligera ventaja en cuanto a manejo dinámico gracias a la rigidez extra del techo.

El Z4 M en cambio, estaba pensado para hacer todo de inmediato, la dirección era rápida, los frenos respondían al instante y la respuesta del acelerador era casi instintiva, haciendo del manejo de este auto una experiencia completamente diferente. Pareciera que el Z4 M era lo que los ingenieros de la marca querían hacer desde el principio pero no pudieron porque tenían que hacer un auto más amigable con el público en general.

De hecho, si están buscando un BMW convertible que entregue un manejo sumamente divertido e incluso atrevido, un Z4 M usado puede ser incluso una mejor opción que un Z4 actual. El coupé es básicamente lo mismo, con una estructura ligeramente más rígida pero algunos encontrarán el manejo de este tal vez demasiado duro.

Reacciona
Comparte