null: nullpx
Autos Históricos

Avance en diseño: Mercedes-Benz CLK 2003-2009

Hay muchas cosas buenas en un CLK de segunda mano si aprecias la experiencia de tener un Mercedes-Benz.
23 Dic 2011 – 05:34 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Durante la mayor parte de los 80 y 90, Mercedes-Benz parecía estar concentrado únicamente en el aspecto de negocios de los autos lujosos. Con la excepción de un convertible extremadamente caro, el diseño parecía ser algo secundario y no había un sólo modelo de dos puertas por ningún lugar.

El Clase CLK puso un fin a eso. Creado primero como un coupé y luego un convertible, el CLK combinaba un diseño deportivo con la funcionalidad de tener 4 plazas a un precio accesible para la gente medianamente adinerada. Lógicamente fue todo un éxito.

Sin embargo, Mercedes decidió reemplazar al CLK con las versiones convertible y coupé del Clase E. Pero este dos puestas de Mercedes sigue siendo una gran opción en el mercado de los usados gracias a su manejo refinado, suficiente deportividad y el lujo, seguridad y prestigio que se esperaba de la marca alemana.

La segunda y última generación del CLK se produjo de 2003 a 2009 y se presentó con carrocería coupé como el CLK320 con un motor V6 de 3.2 litros y 215 caballos de fuerza, CLK500 con un V8 de 5.0 litros y 302 caballos de fuerza, y por último el CLK55 AMG con un V8 de 5.4 litros y 362 caballos. Versiones convertibles de los tres se unieron a la gama de modelos en 2004.

En 2005 el CLK500 cambió de la caja automática de 5 a una de 7 velocidades y también fue el último año en que el CLK55 AMG estuvo disponible como coupé. También este año el sistema de navegación cambió de CD a DVD.

Para 2006 el CLK320 se convirtió en el CLK350 al aumentar la cilindrada a 3.5 litros con lo que mejoro su potencia a 268 caballos, también se equipó con la caja automática de 7 velocidades. En 2007 el CLK500 y CLK55 AMG se convirtieron en el CLK550 (V8 de 5.4 litros con 382 caballos) y en el CLK63 AMG (V8 con 475 caballos).

Para 2008 regresó el AMG coupé pero sólo como edición limitada “Black Series” con un V8 de 500 caballos, suspensión para pista y un precio bastante alto. Tanto el AMG como el Black fueron descontinuados en 2009.

El equipo de serie del CLK incluía rines de aluminio, vestiduras de piel, asientos eléctricos, climatizador de doble zona y colante con ajuste eléctrico de altura y profundidad. Las opciones más importantes incluían un paquete aerodinámico, sistema de navegación, sistema de audio Harman Kardon e ignición sin llave.

Elo interior era espacioso en el CLK coupé gracias al diseño son pilar B, mientras que los convertibles tenían una capota de tela de activación rápida. Aparte de la potencia extra, los modelos V8 añadían detalles a la carrocería, interior de otros colores y cambios detrás del volante para las versiones automáticas.

El estilo de manejo del CLK lo hacía más un grand tourer que un deportivo. La dirección era algo lenta pero en general el CLk se manejaba bastante bien. Hay muchas cosas buenas en un CLK usado si aprecias la experiencia de tener un Mercedes-Benz.

Reacciona
Comparte
Publicidad