null: nullpx
Autos Históricos

Aston Martin V12 Vanquish 2002-2006

El Aston Martin V12 Vanquish fue una pieza sumamente importante en el regreso de la marca británica al éxito comercial y la sofisticación tecnológica.
9 Oct 2015 – 10:49 PM EDT
Reacciona
Comparte

Para principio de la década de los 2 mil, Aston Martin estaba en un aprieto económico y necesitaba un auto que revolucionara no sólo su estilo de diseño sino la tecnología que utilizaban, metiéndolos de lleno al nuevo milenio como un fabricante de autos super deportivos de primer nivel, el V12 Vanquish hizo exactamente eso.

El Aston Martin V12 Vanquish fue una pieza sumamente importante en el regreso de la marca británica al éxito comercial y la sofisticación tecnológica. Lógicamente cualquier Aston Martin debe tener una estética sumamente llamativa y el Vanquish no decepcionó. Pero aparte de lo esperado de un Aston como la parrilla y los faros alargados, el Vanquish añadió salpicaderas musculares y una línea de cofre baja que le daba una postura bastante agresiva

Aunque estaba vagamente basado en la plataforma del Virage, el Vanquish tenía tecnología bastante moderna para su época. La carrocería y el chasis tenían partes de aluminio pegadas al túnel de la transmisión que estaba hecho de fibra de carbono. También los postes A eran de fibra de carbono y la suspensión de aluminio ayudaban a mantener el peso lo más abajo posible, aunque a pesar de esto pesaba poco más de dos toneladas.

La planta de poder también era bastante moderna con un V12 de 6.0 litros que comenzó su vida con 460 caballos de fuerza y terminó con 520 caballos. Para transmitir esa potencia a las ruedas traseras utilizaba una caja secuencial con clutch robotizado de 6 velocidades con paletas de cambio detrás del volante.

Producido de 2002 a 2006, al primer modelo del Vanquish se le unió el más poderoso Vanquish S en 2005 y durante su último año sólo estuvo disponible la versión S.

El Vanquish “base” tenía el motor con 460 caballos mientras que el S utilizaba la versión con 520 caballos. El Vanquish S hacía el 0 a 60 millas por hora en tan sólo 4.8 segundos y tenía una velocidad máxima de 200 millas por hora, convirtiéndolo en el Aston Martin de producción más rápido de la historia en su momento.

En términos de equipamiento, el V12 Vanquish utilizaba la caja de cambios secuencial, rines de 19 pulgadas con llantas de alto desempeño, asientos eléctricos y sistema de audio con 10 bocinas que constantemente luchaba con el sonido del motor para ser escuchado. El sistema de navegación, sistema bluetooth y asientos calefactables fueron equipamiento de serie para el Vanquish S de 2006, así como la suspensión deportiva y un paquete de manejo y frenado que mejoraba el comportamiento dinámico del auto.

El interior tenía Buenos acabados y tenía una gran opción de colores. En 2006 se cambió la consola central para que coincidiera con el estilo de los nuevos modelos. Anteriormente, el Vanquish tomaba la gran parte de sus medidores de otros productos Ford, específicamente los autos de Jaguar. El Vanquish estaba disponible en configuraciones 2+2 o simplemente como un dos plazas y tenía muy buen espacio interior en comparación con otros deportivos exóticos.

Cuando se hicieron las primeras pruebas el auto no decepcionó. Su manejo combinado con el sonido del V12 de 6.0 litros sorprendieron a más de uno. La conducción era dura pero no incomodaba. Las llantas ayudaban mucho a mantener la potencia en el piso. Probablemente el único punto negativo sería la caja de cambios en el uso diario. Cuando se estaba atorado en el tránsito se sentía brusca y a veces algo lenta, había que pisar el acelerador con alegría para que se entendiera porqué la caja estaba puesta a punto así.

El Vanquish no sólo era el mejor auto que la marca había hecho hasta la fecha, también fue la punta de lanza para lo que Aston Martin sigue haciendo hasta la fecha tanto en cuestiones de diseño como en cuestiones de tecnología. El V12 de 6.0 litros se sigue utilizando en otros modelos (con sus respectivas actualizaciones tecnológicas) y parece que no planean sustituirlo pronto, así de bueno es.

Reacciona
Comparte