Auto Shows

El Autoshow de Beijing fue una vitrina de autos 'verdes'.

La tendencia eco-friendly continúa y el Autoshow de Beijing dio muestra de ello con el estreno de 95 vehículos ecológicos.
28 Abr 2010 – 1:01 PM EDT


Un camino lleno de retos

SHANGAHI, China - Las grandes marcas mundiales de vehículos aprovecharon el Auto Show China 2010 para presentar modelos "verdes", que podrían convertirse a corto plazo en uno de sus mejores argumentos de venta en el mercado chino, el mayor del planeta.De un total de más de mil modelos expuestos, 95 son eléctricos o híbridos de firmas tan diversas como SAIC, el primer constructor chino, su competidor chino BYD o General Motors, que llevó el Chevy Volt, que funciona únicamente con electricidad.La Beijing Automotive Industry Holding Co anunció que proyectaba invertir $542 millones en el desarrollo de vehículos con fuentes de energía alternativas, confirmando la importancia de este sector en China.

Sin embargo, para los analistas un verdadero desarrollo de los vehículos alternativos en China sigue siendo difícil.

EL gobierno decepcionó a quienes esperaban que en enero anunciase subvenciones para el sector, que permitirían bajar los precios de esos vehículos para el consumidor chino.

Precios elevados, autonomía de ruta reducida y falta de puntos de recarga de las baterías limitan las ventas, explica Finbarr O'Neill, presidente de la sociedad de consulta JD Power and Associates, quien dijo que en China solo se vendieron 4 mil híbridos en el 2009 y la venta de vehículos eléctricos es casi inexistente.

En total,  los conductores chinos compraron 13,64 millones de vehículos en el 2009, con lo que ese país superó a Estados Unidos como el principal mercado del mundo, pero los chinos siguen prefiriendo modelos de gran consumo de gasolina, incluyendo la marca Buick de GM..

El sobreprecio de los vehículos eléctricos proviene sobre todo de sus baterías recargables, que los encarecen en $10 mil a $15 mil.

"No pienso que la mayoría de los compradores esté dispuesta a pagar más por tener un coche más ecológico", destacó Finbarr O'Neill. "Sin subsidios, empresas como BYD tendrán muchos problemas para alcanzar una masa crítica" de producción.

China quiere reducir su consumo y su dependencia energéticas, así como sus problemas masivos de contaminación, mediante el desarrollo de tecnologías ecológicas y espera que los coches "verdes" representen de 10% a 15% de las ventas de aquí a 2020, pero las medidas para apoyar este proyecto están en espera.

A pesar de este lento despegue, la profesión sigue optimista. Better Place, una sociedad californiana que instala redes de carga para vehículos eléctricos, ve un buen futuro en China para hacer negocios.

RELACIONADOS:Auto Shows

Más contenido de tu interés