publicidad

Aumenta el crimen en Chicago

Aumenta el crimen en Chicago

La policía estatal de Illinois anuncia la asignación de 50 efectivos para combatir la criminalidad en las calles de Chicago.

Esperan buenos resultados

CHICAGO, Illinois- Mientras los índices de criminalidad siguen en aumento en Chicago, con 62 homicidios en julio, la policía estatal de Illinois anuncia la asignación de 50 efectivos que reforzarán el combate contra el tráfico de armas y drogas."Quiero ser juzgado no por la cantidad de gente que aportamos, sino por los resultados a fin de año", declaró a periodistas el director de la policía estatal, Larry Trent.

Este sería el primer paso de la ayuda ofrecida hace un mes por el gobernador Rod Blagojevich, tras declarar que la criminalidad estaba "fuera de control" en la ciudad de Chicago.

Según lo informado por Trent, equipos de la policía estatal se encargarán de controlar violaciones de tránsito en las rutas de Chicago cercanas a las zonas de mayor criminalidad.

Los policías estatales, comunicados por radio con los patrulleros de la ciudad, también controlarán el tráfico de armas y drogas, y se enfocarán en delitos cometidos por menores con armas de fuego.

Igualmente serán asignados al patrullaje de eventos al aire libre, como el festival gastronómico anual Sabor de Chicago que este año fue afectado por incidentes provocados por pandilleros, con un muerto y varios heridos.

La policía estatal colaborará asimismo con planes de vigilancia de la ciudad, y una nueva unidad se encargará de vigilar las pandillas en todo el estado.

publicidad

Trent dijo que agentes especiales de la policía estatal han sido asignados a la unidad especial de la policía de Chicago que combate el uso de armas de fuego.

Ayuda es bien recibida

La vocera de la policía de Chicago, Monique Bond, dijo que para el departamento es una buena noticia la incorporación de los policías estatales al equipo de combate al tráfico de armas, "para ayudar en nuestras investigaciones".

Mientras tanto, cifras extraoficiales indican que en los primeros siete meses de 2008 la cantidad de homicidios aumentó 18 por ciento comparado con 2007 y nueve por ciento en relación a igual período de 2006.

Información que maneja internamente la policía, publicada hoy por el Chicago Tribune, indica que de enero a julio murieron 291 personas, comparado con 246 en 2007 y 266 en 2006.

Solamente en el mes de julio pasado hubo 62 homicidios, 19 más que en el mismo mes del año pasado, aunque en 2006 las muertes violentas fueron 65.

El aumento de la criminalidad ha tenido en jaque al nuevo superintendente de policía, Jody Weis, quien asumió en febrero y ya fue interpelado en el Concejo Municipal.

Weis dijo a los concejales que la situación estaba bajo control y se anticipaba un aumento de 13 por ciento en los homicidios durante el año, lo que se ubicaría dentro de los promedios de los últimos cuatro años.

Sin embargo, de mantenerse la tendencia de estos siete meses, a fin del 2008 Chicago contabilizaría más de 500 homicidios por primera vez desde 2003.

También se habría registrado un aumento en las agresiones con armas de fuego, con 1.153 incidentes de enero a julio, ó 245 más que en igual período del año pasado.

La vocera policial dijo que los números manejados por la prensa eran preliminares, y que la mayoría de los homicidios se debería a los conflictos entre pandillas que luchan por el control de territorio.

Bond señaló que el departamento se ha enfocado en desmantelar las jerarquías de las pandillas, "lo que las obliga a operar en grupos pequeños y a competir por territorio, con una violencia mortífera".

"Hemos tenido que adaptar nuestra lucha, desarrollando estrategias para combatir grupos más pequeños, jóvenes y fraccionados", agregó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad