publicidad
El tren de carga que se descarriló en la localidad de Tiskilwa llevaba un total de 126 vagones, de los cuales unos 60 estaban repletos de etanol, lo que causó múltiples explosiones y la evacuación de la localidad de 800 habitantes.

Aparatoso descarrilamiento de tren forzó la evacuación de una ciudad en Illinois

Aparatoso descarrilamiento de tren forzó la evacuación de una ciudad en Illinois

Un tren de carga con 60 vagones de etanol se descarrilló en Illinois causando múltiples explosiones y la evacuación de una pequeña localidad.

El tren de carga que se descarriló en la localidad de Tiskilwa llevaba u...
El tren de carga que se descarriló en la localidad de Tiskilwa llevaba un total de 126 vagones, de los cuales unos 60 estaban repletos de etanol, lo que causó múltiples explosiones y la evacuación de la localidad de 800 habitantes.

CHICAGO, Illinois - Las autoridades de Illinois emitieron el viernes una orden de evacuación para todos los residentes de la localidad de Tiskilwa (de unos 800 habitantes), a consecuencia de un aparatoso descarrilamiento de un tren que llevaba múltiples vagones de combustible.

Tiskilwa es una pequeña ciudad ubicada a unas 100 millas (160 kilómetros) al oeste de Chicago, y según testigos, muchos residentes se despertaron asustados durante la madrugada del viernes tras escuchar las explosiones causadas por el accidente ferroviario.

"Esto es un desastre", comentó a un medio local de Illinois Mike McComber, propietario del Indian Valley Inn, un pequeño bar-restaurante donde muchos residentes estaban buscando refugio. "Entre un cuarto a media milla de vagones se habían descarrilado. Muchos de los vagones del tren están en llamas".

publicidad

"Cada vez que un vagón estalla, suena como si estuviera explotando una bomba", agregó el empresario. "Hasta ahora ya he escuchado tres grandes explosiones".

Hasta el momento no se han reportado lesionados, y los residentes evacuados han sido trasladados a la Escuela Secundaria Princeton, a unas 8 millas (13 kilómetros) al sur del siniestro.

Se sabe que al menos seis vagones del tren estaban en llamas, el viernes por la mañana. Las autoridades estaban preocupadas por nuevas explosiones y la posibilidad de que se expandiera el vapor líquido del combustible.

El descarrilamiento ocurrió el viernes, alrededor de las 2 a.m. de la madrugada, en la parte Este de la ciudad. El tren llevaba un total de 126 vagones, de los cuales al menos 60 eran tanqueros cargados de etanol o alcohol, y posiblemente otros materiales peligrosos y químicos, afirmó el capitán Steve Haywood, del Departamento de Bomberos de Ottawa.

El etanol es utilizado para producir gasolina y como materia prima en otros productos industriales.

El producto incendiado pertenecía a Archer Daniels Midland, una empresa dedicada al procesamiento de maíz con sede en Decatur. David Weintraub, un portavoz de la compañía, dijo que su empresa colaboraría al máximo con la investigación, pero que desconocía los detalles del descarrilamiento.

Kirk Haring, superintentende de la Escuela Secundaria Princeton, dijo que debido a que la Cruz Roja en el Condado Bureau estaba utilizando ese plantel como refugio, el Distrito Escolar había suspendido las clases para todos sus estudiantes.

Por su parte, Mike Hellberg, el encargado de la Cruz Roja en la zona, dijo que algunos residentes estaban lentamente llegando a la escuela, donde recibirían alojamiento temporal y comida.

El tren descarrilado estaba siendo operado por la firma Iowa Interstate Railroad, Ltd., afirmó Jeff Johnson, director de seguridad de la empresa, quien estaba en camino a la escena del desastre.

Equipos especializados en el manejo de materiales peligrosos podían ver una inmensa bola de fuego desde la Autopista Interestatal 80, a unas 9 millas (15 kilómetros) de distancia. Otros testigos dijeron ver el resplandor del incendio desde unas 12 millas (20 kilómetros) de distancia.

Bomberos y peritos de rescates de localidades vecinas como Ottawa, Utica, Marseilles, Peru, Mendota, Oglesby y Naplate habían sido convocados para hacerle frente al voraz incendio, apuntó Haywood.

"Es un incendio inmenso y las llamas son gigantescas", señaló Amanda Knight, en entrevista con el periódico Chicago Sun-Times. La mujer relató que el tren se descarriló a unos 500 pies de su casa. "Sonó como si un avión se hubiera estrellado en la ciudad. Es a lo único que puedo comparar el estruendoso ruido".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad