publicidad
El gobierno ampliará las instalaciones del Centro de Detención para Migrantes en Dilley, para dar cabida a hasta 2,400 personas. (Imagen: Archivo).

Anuncian expansión de centro de detención en Texas

Anuncian expansión de centro de detención en Texas

El gobierno ampliará las instalaciones del Centro de Detención para Migrantes en Dilley, para dar cabida a hasta 2,400 personas.

El gobierno ampliará las instalaciones del Centro de Detención para Migr...
El gobierno ampliará las instalaciones del Centro de Detención para Migrantes en Dilley, para dar cabida a hasta 2,400 personas. (Imagen: Archivo).

El Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos (DHS) anunció este martes la ampliación de un enorme centro de detención de migrantes, en medio de protestas de entidades defensoras de los derechos de los emigrantes.

El Servicio de Inmigración (ICE, en inglés, dependiente del DHS) anunció la expansión de las capacidades del llamado Centro Residencial para Familias en Dilley, Texas, ya en el mes de diciembre, para recibir fundamentalmente mujeres y niños inmigrantes que aguardan una solución a su situación migratoria.

La ampliación del centro de detención en Dilley ocurrirá en sintonía con el cierre del tristemente famoso centro de detención de inmigrantes de Artesia, en el estado de Nuevo México.

publicidad

Las mujeres y niños actualmente en Artesia serán transferidos a Dilley, en una fecha no precisada.

El director del ICE, Thomas Winkowski, dijo que el centro de Dilley podrá recibir hasta 2,400 personas.

"Estas instalaciones garantizarán la remoción oportuna y efectiva para hacer cumplir nuestras obligaciones legales e internacionales, además de contener a otros que quieran iniciar un viaje peligroso para ingresar ilegalmente a Estados Unidos", expresó el funcionario en una nota oficial.

Las reacciones no se hicieron esperar, y organismos de defensa de los derechos de los inmigrantes expresaron su indignación ante la continuidad de la política de detención de mujeres y niños.

"Es realmente ofensivo que Estados Unidos haya institucionalizado la práctica de la detención de familias", dijo Ben Johnson, director ejecutivo del influyente Consejo Estadounidense de Inmigración.

De acuerdo con Johnson, "el gobierno no logró mostrar que la política de detención de familias es compatible con la protección del derecho a un proceso justo".

Por su parte, Mary Meg McCarthy, del Centro Nacional de Justicia a Inmigrantes, saludó la decisión del cierre del centro de detención de Artesia.

"Sin embargo, esa buena noticia es empañada por el anuncio del DHS de la apertura, el próximo mes, del mayor centro de detención para inmigrantes, sólo para mujeres y niños", lamentó.

Detener mujeres y niños, apuntó, "es equivocado e inhumano".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad