publicidad
Celebridades y activistas unieron esfuerzos para protestar contra el sultán Hasanal Bolkiah dueño del Beverly Hills Hotel.

Acusaciones de discriminación contra el dueño del Beverly Hills Hotel

Acusaciones de discriminación contra el dueño del Beverly Hills Hotel

Celebridades y activistas unieron esfuerzos para protestar contra el sultán Hasanal Bolkiah dueño del Beverly Hills Hotel.

Celebridades y activistas unieron esfuerzos para protestar contra el sul...
Celebridades y activistas unieron esfuerzos para protestar contra el sultán Hasanal Bolkiah dueño del Beverly Hills Hotel.

LOS ANGELES, California. - La campaña viral de celebridades contra Brunéi por instaurar la sharia se intensificó este lunes después de que activistas y personalidades del mundo del entretenimiento reclamaran en Los Ángeles al gobierno estadounidense el fin de las relaciones con el riquísimo sultanato.

Frente al Beverly Hills Hotel -propiedad del sultán Hasanal Bolkiah-, el carismático presentador de televisión estadounidense Jay Leno y la actriz británica Francis Fisher protestaron por la entrada en vigor de la ley islámica en este minúsculo país situado en la isla de Borneo, que mantiene fuertes lazos comerciales con Washington gracias al TPP.

"¿En qué año estamos? ¿En 1814? ¡Vamos, estamos en 2014!", exclamó Leno durante una protesta organizada por una coalición de grupos feministas, de derechos humanos y LGTB. "Esto (que está ocurriendo en Brunéi) no está muy lejos de lo que pasó en el Holocausto", aseguró el humorista.

publicidad

"El demonio aparece cuando la gente buena no hace nada", afirmó Leno al alentar a la movilización contra el sultán, uno de los hombres más ricos del mundo gracias a los recursos petrolíferos de su país.

El código penal islámico, en vigor desde el 1 de mayo en Brunéi, prevé la amputación de miembros por robar, latigazos por consumir alcohol o abortar y la lapidación por ser homosexual. Su cumplimiento es un "deber" para todos los musulmanes, defendió el sultán al anunciar la aplicación de esta ley.

Fisher "ex esposa de Clint Eastwood- fue un poco más lejos e hizo un llamamiento al gobierno de Barack Obama y a los miembros del Congreso para imponer sanciones económicas contra Brunéi.

"Es intolerable que el sultán se embolse miles de millones de dólares con el TPP mientras abusa de su propio pueblo de una forma tan cruel", manifestó la actriz.

Brunéi y Estados Unidos hacen negocios bajo el paraguas del TPP, el Acuerdo de Asociación Transpacífico, al igual que el resto de miembros (Australia, Canadá, Chile, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam).

La directora de la fundación Feminist Majority, Katherine Spillar, organizadora de la protesta, también reclamó a Washington y la ONU penalizaciones contra Brunéi por "ir en contra de los derechos humanos".

La popular humorista y presentadora estadounidense Ellen DeGeneres fue una de las primeras celebridades que se unió a esta campaña contra Brunéi. "No visitaré el Hotel Bel-Air (también de propiedad del sultán) ni el Beverly Hills Hotel mientras no se resuelva esta situación", escribió en su Twitter hace unos días.

El magnate británico Richard Branson, propietario de la compañía Virgin, también anunció en esta red social que ninguno de sus empleados y ni familiares se hospedará en los hoteles de la cadena del sultán Dorchester Collection, hasta que Bolkiah "tolere los derechos humanos".

El actor británico Stephen Fry ("V de Vendetta", "El Hobbit", "Gosford Park") también impulsó el boicot hotelero cancelando su reserva en el Coworth House, en Ascot (Gran Bretaña), con ocasión de las famosas carreras de caballos.

Los hoteles del sultán que ya están padeciendo las consecuencias más fuertes del boicot son los de Los Ángeles. Al menos nueves eventos han sido cancelados -entre ellos la gala el día antes de los "scar en el Beverly Hills Hotel. Se espera que los establecimientos de Paris, Londres, Milan y Roma, donde se celebran grandes eventos relacionados con el mundo del cine y la moda, también se vean afectados.

El consejo comunal de Beverly Hills tiene previsto aprobar el martes una resolución para reclamar al sultán que se despoje de todas sus propiedades en esta zona de Los Ángeles.

publicidad

El director general de Dorchester Collection, Christopher Cowdray, dijo el lunes en un comunicado que el boicot tendrá un impacto en los trabajadores de los hoteles.

"La mayoría de nosotros no conoce a los inversores que están detrás de las grandes marcas que se han convertido en una parte vital de nuestro día a día", señaló. "La economía global debe ser vista hoy desde una perspectiva más amplia".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad