publicidad

Activistas exhortaron a los legisladores del condado de Suffolk combatir el crimen racial.

Activistas exhortaron a los legisladores del condado de Suffolk combatir el crimen racial.

La policía del condado de Suffolk, activistas y trabajadores sociales hispanos discutieron los crímenes de odio racial.

Temen alzar la voz

NUEVA YORK- A unos días de la muerte de Marcelo Lucero la palabra ofensiva para los hispanos, "spics", apareció pintada sobre la banqueta en una zona del condado primordialmente latina. Decenas de activistas y trabajadores sociales exhortaron a los legisladores del condado de Suffolk ayudar a cambiar el entorno en el que los hispanos hoy en día temen llamar a la policía cuando caen víctimas de crímenes de odio racial..

Luis Valenzuela, miembro de la Alianza de Inmigrantes de Long Island, casi soltó el llanto mientras que le suplicaba a los legisladores convertir al condado de Suffolk en "un ejemplo a la nación de lo que significa inclusión" durante una reunión entre funcionarios y activistas en Long Island.

"Cuando he caminado por las calles durante estas últimas semanas, la cantidad de personas que me han dicho que han sido víctimas de crímenes por odio racial y temen alzar la voz, es increíble", dijo Valenzuela al medio Newsday.

La palabra "spics" apareció pintada sobre la banqueta afuera de una casa de una familia hispana ubicada en 43 Leveridge Street de Hempstead, Long Island.

Según los archivos de la policía de Suffolk, los crímenes contra los hispanos descendieron de 15 en el 2004 a tan sólo un caso en el 2007. El sargento Robert Reecks, un comandante de la unidad de crímenes por odio, dijo que no cree que los crímenes contra los hispanos hayan desaparecido en el país.

publicidad

Comunidad sin Lucero

El caso reciente de Marcelo Lucero, un inmigrante ecuatoriano que fue golpeado y acuchillado hasta su muerte, tiene indignada a toda la comunidad del área tri estatal, quienes buscan condenar este crimen calificado por las autoridades como un incidente de odio racial.

Los siete adolescentes que acabaron con la vida del hispano, quien iba acompañado por un amigo la madrugada del 8 de noviembre, han sido arrestados y presentados con cargos por crimen de odio, mientras continúan las investigaciones.

Catherine Carballeri y Sonia Palacio-Grottola, de la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales Puertorriqueños e Hispanos, dijeron que frecuentemente se enteran de hispanos que no llaman a la policía después de ser víctimas de crímenes de odio racial.

"Eso de que no hay crímenes por prejuicio racial en el condado de Suffolk es ridículo", dijo Grottola. "Muchos de los inmigrantes temen hablar con la policía por lo que ha estado pasando en el condado de Suffolk. Les imploro no escribir otra propuesta de ley que sea anti-inmigrante o que pueda ser percibida como anti-inmigrante", dijo Grottela al medio citado. 

Los reguladores de la legislación, Charlotte Koons y Andrea Callan, miembros del capítulo de Suffolk de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York, y Patrick Young, el Director del Centro de Refugiados de Centroamérica en Hempstead, subestimaron la muerte de Lucero, según publicó el medio citado.

Crítica a leyes divisivas

Callan y Young criticaron las leyes las cuales consideraron "divisivas" y que fueron aprobadas por la legislación y firmadas por el ejecutivo del condado Steve Levy.

Levy ha sido criticado por su firme posición contra los inmigrantes indocumentados. Los defensores de la comunidad hispana han atacado la postura de Levy por centrar sus esfuerzos hacia propietarios de hogares con demasiados habitantes y por apoyar la legislación que requiere a los contratistas de verificar el estatus legal de los trabajadores.

Por otra parte, Koons leyó un poema que escribió acerca de la muerte de Lucero.

"Quizás aprendieron que los inmigrantes no merecen los mismos derechos y protecciones que ofrece la constitución a los ciudadanos. ¿De dónde aprenderían estos niños esas cosas? Bueno, pues hoy día en Suffolk, estos mitos repetidamente son presentados como verdad", dijo Cullan.

El Alcalde de Hempstead, Wayne Hall, junto con otros funcionarios del condado de Suffolk anunció que unirán esfuerzos para combatir el crimen racial en el condado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad