publicidad

Activistas esperan capitalizar furor sobre ley en Arizona en marcha del 1 de mayo

Activistas esperan capitalizar furor sobre ley en Arizona en marcha del 1 de mayo

Activistas esperan capitalizar el furor sobre ley antiinmigrante en Arizona para acrecentar la participación en las marchas del 1° de mayo.

Activistas esperan capitalizar furor sobre ley en Arizona en marcha del...

Quieren aislar a Arizona

LOS ANGELES, California - Líderes de grupos de inmigrantes en Estados Unidos, en su mayoría latinoamericanos, llamaron el martes a marchar el sábado 1 de mayo en Los Ángeles para reclamar una reforma migratoria y pedir un boicot contra el estado de Arizona por su nueva ley contra extranjeros indocumentados.

"Este 1 de mayo tenemos que ser cientos de miles los que salgamos a las calles para reclamar nuestra determinación a que se nos respete con las promesas que nos han hecho antes de cada elección: ¡una reforma migratoria ya!", dijo Juan José Gutiérrez, portavoz de la Coalición para los derechos Plenos de los Inmigrantes.

Los miembros de las cuatro organizaciones principales que llaman a la protesta explicaron el martes en una conferencia de prensa que el sábado esperan contar con una participación masiva de la comunidad inmigrante en esta ciudad de California así como en el resto del país.

publicidad

Los activistas también llamarán a un boicot económico contra el estado de Arizona por "aprobar una ley discriminatoria como la SB107", promulgada el viernes por la gobernadora republicana Jan Brewer.

Los líderes de comunidades hispanas, coreanas, filipinas y armenias hicieron llamados para aprovechar la coyuntura de molestia general por la situación en Arizona y exigir a Washington la aprobación de una reforma migratoria este año.

"Estamos organizando marchas en 70 ciudades de Estados Unidos y si bien no nos proponemos copiar experiencias anteriores, creemos que nuestra comunidad tiene que perder el miedo, dejarlo en la casa y salir a marchar", dijo a la AFP Angélica Salas, directora ejecutiva de la coalición defensora de los derechos de los inmigrantes en Los Angeles (CHIRLA).

Salas hizo referencia a las marchas de marzo de 2006 que ante el intento de promover en Washington otra ley draconiana contra la inmigración indocumentada, lograron ese año juntar un millón de personas en el centro de Los Ángeles.

"El sábado queremos que nos acompañen los inmigrantes pero también las personas de buena voluntad, los ciudadanos americanos que saben que están pasando muchas cosas erradas en el país", apuntó Salas.

Uno de los participantes en la rueda de prensa fue David, un estudiante coreano de economía en la universidad UCLA, que llegó cuando tenía 10 años y aún es indocumentado.

"Soy un gran estudiante pero mientras la mayoría de mis compañeros entran al mercado laboral después de la graduación, yo no podré ni siquiera poner mi nombre en una solicitud de trabajo a causa de mi estatus", dijo David, quien dijo sentirse "viviendo en una celda de una cárcel invisible".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad