publicidad
Mujeres protestan por las malas condiciones laborales

Mujeres latinas protestan contra los abusos laborales en California

Mujeres latinas protestan contra los abusos laborales en California

Latinas reivindican en el Día de la Mujer el fin de los abusos y el acoso sexual en el trabajo en California

Cientos de mujeres latinas se manifestaron en California para protestar por las condiciones abusivas que muchas de ellas sufren en sus puestos de trabajo, entre ellos sexuales, según confirmó un estudio publiciado este martes por la UC Berkeley.

Al grito de "¡Basta ya!", hispanas en Los Ángeles, San Diego y Sacramento, tomaron la calle en el Día de la Mujer en un gesto simbólico que sirvió para romper el silencio con el que muchas de ellas, especialmente en posiciones de conserje, sufren tratos vejatorios mientras trabajan.

Mujeres protestan por las malas condiciones laborales
Mujeres protestan por las malas condiciones laborales

Según datos de la Coalición Latina de California Contra el Asalto Sexual (CALCASA), un 25% de las mujeres sufren algún tipo de maltrato de acoso sexual en el trabajo, de ellas un 60% no lo denuncia. Esta situación, según CALCASA, es más grave entre las inmigrantes, sobre todo entre las empleadas indocumentadas ya que se sienten más indefensas ante el sistema judicial.

CALCASA participó en varias marchas junto con el sindicato SEIU United Service Workers West.

El estudio de UC Berkeley "Race to the Bottom: How Low‐Road Subcontracting Affects Working Conditions in California’s Property Services Industry" se centró en la situación en California, y señaló la existencia de jornadas de trabajo exhaustivas, salarios mínimos y falta de beneficios, que se suman al acoso laboral sexual.

publicidad

Dentro de los conserjes afectados por explotación laborales y abusos sexuales, el grupo más grande es de mujeres latinas, cuya situación en algunos casos se complica debido a que son indocumentadas y sus jefes o supervisores se aprovechan de su condición ilegal para intentar chantajearlas, según el informe.

El caso de Erika

En un testimonio recogido por UC Berkeley, Erika, una mujer latina explica que trabajó como conserje por ocho años debido a que no pensó que podría encontrar algo mejor debido a que es indocumentada y necesitaba el dinero para sacar adelante a sus padres y a cinco hijos.

Mujeres protestan por las malas condiciones laborales
Mujeres protestan por las malas condiciones laborales

Los problemas empezaron a presentarse con su supervisor quien le dijo que la despediría si no tenía relaciones con él, además la amenazaba diciéndole que sabía donde vivía, quién cuidaba a sus hijos y a qué hora los recogía. Las amenazas duraron un año.

Cuando Erika y otra compañera de trabajo se quejaron con el adminsitrador de la empresa, las cosas fueron peores, pues a la colaboradora le recortaron los días de trabajo. La presión fue tanta que la mujer prefirió dejar su trabajo y buscar otro puesto.

Sin embargo, en su nuevo empleo la historia volvió a repetirse, uno de sus jefes le insistía que si iba con ella a un hotel podía ganar en un día lo que ganaba en una semana.

“Ellos toman a las personas honestas que hacen el trabajo más pesado y las deportan, pero estos criminales tienen el derecho de lastimar mujeres y volverse ricos. No volveré a trabajar como conserje jamás“, dijo Erika.

El caso de Marlene

Mujeres protestan por las malas condiciones laborales
Mujeres protestan por las malas condiciones laborales

En otro contexto, mujeres que sufrieron de explotación laboral describieron para UC Berkeley que el trabajo era excesivo.

“Marlene (el nombre ha sido cambiado para proteger su identidad) trabajó por tres años como conserje para un contratista que limpiaba cinemas. Al principio ganada 700 dólares cada dos semanas por trabajar siete días, a menudo, más de ocho horas. Cuando cambiaron al supervisor su salarió cayó hasta 450 dólares por quincena y le fue imposible pagar la renta de su departamento“, relata el estudio.

En la empresa, explica la mujer entrevistada, tampoco se les permitía faltar e incluso, cuando a Marlene se le murió su hijo, tuvo que pagar de su propia bolsa a alguien para que la cubriera y poder ir al sepelio.

publicidad

Estadísticas del estudio de UC Berkeley

De acuerdo con la investigación, los conserjes que trabajan por contrato ganan 20% menos que quienes no lo están (10.31 dólares comparado con 12.85 dólares la hora). Mientras que en el caso de los guardias de seguridad, la diferencia en el salario es de 18% (11.91 dólares comparado con 14.48 dólares por hora).

De los 220,130 conserjes que trabajaban en California en 2014, alrededor de un 34% lo hicieron bajo contrato. En el caso de los 148,740 oficiales de seguridad, 70% están bajo contrato.

En California, 53% de los conserjes y 36% de los guardias de seguridad viven en familias por debajo 200% debajo del nivel de pobreza a nivel federal.

Debido a los bajos salarios, se estima que en 48% de los hogares de conserjes y guardias de seguridad, requieren ayuda pública para llegar al fin de mes. Por lo general, en cada familia hay al menos un miembro que recibe uno o más programas de asistencia social.

De 1980 a 2014 el número de conserjes aumentó al doble y el número de guardias de seguridad en 50 por ciento.

Cerca de 45% de los concerjes y 32% de los guardias de seguridad no tienen acceso a un seguro de salud, de acuerdo a cifras de entre 2012 y 2014.

En un estudio de 2008, cita la investigación de UC Berkeley, se descubrió que 32% de los trabajadores en la industria de servicios de la propiedad ganan menos que el salario mínimo y 80% no recibió el pago que legalmente merecían por trabajar más de 40 horas a la semana.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad