null: nullpx
Accidentes

La madre y la hija que José Fernández dejó atrás

Un embarazo inesperado seguido por una tragedia aún más inesperada. María Arias le cuenta a Univision acerca de su breve vida con el lanzador de los Marlins de Miami y el nacimiento de su hija Penélope.
15 Abr 2017 – 11:36 AM EDT

FOTOS EXCLUSIVAS: Penélope, la hija del fallecido lanzador de los Marlins José Fernández

Loading
Cargando galería

El pasado mes de agosto, la recién embarazada María Arias se sentó junto a su novio José Fernández en una cena familiar, preparándose para saber si tendrían un niño o una niña.

Fernández, el lanzador estrella de los Marlins de Miami cortó una gran rebanada de pastel, revelando el color rosa: una niña.

"Lo sabía, lo sabía", vitoreaba y aplaudía Fernández con una amplia sonrisa.

"Estaba súper feliz de que fuera una niña", le dijo Arias, 24 años, a Univision Noticias durante una entrevista exclusiva sobre el fallecido jugador de béisbol, quien murió en un accidente marítimo un mes después de cortar el pastel.


"Él siempre quiso una niña y pensábamos que era una niña".

Arias, quien dio a luz a Penélope en febrero, dijo que Fernández estaba muy emocionado por convertirse en papá, aunque la relación de la pareja había comenzado sólo unas semanas antes de quedar embarazada.

Criado por su madre soltera y su abuela en Cuba, Fernández no creció con una figura paterna estable.

"Creo que él esperaba ser todo lo que él nunca tuvo", dijo Arias. "Su mamá era su papá (…) y él esperaba ser una buena figura paterna para su hija".

Arias había conocido a Fernández a través de unos parientes, y fueron amigos distantes durante años antes de comenzar la relación en mayo de 2016. Lo describió como "amable, protector, muy cariñoso y romántico (…) era una bella persona".

Cuando llegaba a casa de los viajes por carretera con el equipo "siempre me traía rosas", recuerda. "Me escribía cartas, hermosas cartas, escritas en cursiva, con una caligrafía que me habría gustado tener. Era muy expresivo e intrépido cuando se trataba de sus emociones y eso me encantaba de él".

Y, sin embargo, su embarazo, aunque feliz, fue una sorpresa. "Fue un shock", dijo Arias, quien admitió estar preocupada en los días después de recibir los resultados. En esos momentos, Fernández fue una fuerza pacificadora, dijo.

"Yo estaba súper nerviosa, 'Ay Dios mío, ¿qué vamos a hacer?'", recuerda. "Y él me decía 'No te preocupes todo va a salir bien'".

La noche de la muerte de Fernández, Arias, quien tenía cuatro meses de embarazo, estuvo con él brevemente en el American Social Bar en el Río Miami, antes de regresar a casa.


Fernández había llevado su bote al bar después de que terminó el juego nocturno de los Marlins alrededor de las 10.30 p.m.

Esa noche, él compartió un secreto con ella: "Me dijo que había hecho un guante de béisbol para jugar con Penélope", dijo Arias. "Se suponía que él debía guardar el secreto, pero ya no pudo guardarlo más".

Alrededor de la 1:00 a.m., se despidieron, y Fernández le dijo a Arias que la vería pronto en casa, después de llevar el bote de vuelta a la marina.

"En mi mente, para cuando yo llegara a casa, él estaría allí también", dijo. "Cuando vi que no estaba, empecé a preocuparme".

Tomó una ducha. Cuando salió de la ducha, vio que él todavía no le había mandado ningún mensaje ni la había llamado. "Eso es muy extraño en alguien como él. Siempre nos manteníamos en contacto sin importar qué estuviéramos haciendo", dijo.

Ella no tenía idea de que en lugar de llevar el bote directamente de vuelta a la marina, Fernández había salido rápidamente al mar, algo que le gustaba hacer por la noche.

Arias comenzó a hacer llamadas frenéticamente - a la marina, al bar, al Servicio de Guardacostas, a su cuñado, un ávido navegante. Nadie pudo localizar a Fernández. Le dijo a su cuñado; "José no ha llegado, salió en el bote. Estoy asustada".

Finalmente, a las 6:00 a.m., su teléfono sonó. Era el padrastro de José, Amaury Hernández. Él era la única persona a quien ella no había llamado porque no quería preocupar a la madre de José. "Yo no quería responder el teléfono", dijo. Sospechaba que era una mala noticia.

Cuando él le dijo que la policía había llegado a la casa, ella cayó al suelo. "Entonces lo supe", dijo ella.

Más tarde se enteró de que alrededor de las 3:00 a.m. el bote de Fernández inexplicablemente se había estrellado contra un espigón rocoso en la costa de South Beach, ocasionándole la muerte a él y a los dos amigos que le acompañaban.

Todo lo demás que sucedió esa noche "se siente muy robótico", dijo ella. "Caminé porque tuve que caminar, hablé con la gente porque tuve que hablar. Pero yo no estaba allí".

Desde que nació Penélope en febrero, la vida ha sido agridulce, dijo Arias.

Además de la pérdida del padre de la niña, una investigación reveló que Fernández fue el culpable del accidente y que tenía un exceso de alcohol en su sistema, así como cocaína. Otros dos hombres jóvenes, Emilio Macías y Eduardo Rivero, murieron en el accidente. Sus familias han demandado al patrimonio Fernández por dos millones de dólares por muerte por negligencia.

Mientras los abogados se ocupan de las cuestiones del accidente, Arias está enfocada a Penélope.

Penélope es una bebé muy tranquila, no llora mucho y recientemente acompañó a su madre a la premier del documental de Univision sobre su padre, 'JDF 16'.

"Lo único que puedo decirle y prometerle es que nunca dejaré que muera la memoria de su padre", dijo Arias.

Ella promete hablarle a Penélope de él, mostrarle videos de la pareja y de Fernández jugando y lanzando, y pasando tiempo con su familia.

"Le hablaré de todas las cosas hermosas de las que solíamos hablar y espero que de alguna manera le haga sentir que él está allí", dijo.

Para Arias, la noche en que cortaron el pastel y se enteró de que tendría una niña sigue siendo uno de los mejores recuerdos de su relación con Fernández.

Recuerda que posteriormente, en el auto, comenzó a llorar y llorar, de alegría. "Fue un momento muy feliz para nosotros. Algo realmente hermoso".

Con información de David Adams.

Una vida en fotografías: El álbum de familia de José Fernández

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AccidentesJosé Fernández
Publicidad