publicidad

Una pareja de Iowa ofrece una solución a la guerra de los pavos reales en Florida

Una pareja de Iowa ofrece una solución a la guerra de los pavos reales en Florida

Hay dos bandos: quienes aman y quienes odian que estas exóticas aves se paseen por las calles de Miami. Y las autoridades no saben qué hacer.

Propagación de pavos reales se está convirtiendo en un dolor de cabeza para habitantes del sur de Florida Univision

Los vistosos colores que despliegan los pavos reales generan disgusto en algunos residentes de Coconut Grove que rechazan la presencia de estos animales que han proliferado con rapidez en el lugar. Otros por el contrario disfrutan ver caminar a estos animales por las calles y jardines.

La guerra en Florida entre quienes aman estos exóticos animales y entre quienes los detestan podría ser resuelta con la intervención de alguien desde Iowa: el Señor Pavo Real.

Así es conocido Dennis Fett, quien junto a su esposa Debra Joan Buck, se han ofrecido para resguardar a estos animales en la granja de ambos en Iowa, ubicada a 2,500 kilómetros de Miami. En el lugar hay decenas de estos animales que son protegidos, estudiados y cuidados por la pareja desde 1980.

“Yo sé que este es un asunto polémico y cargado de muchas emociones entre quienes aman a los pavos reales y quienes lo odian”, declaró Fett al Miami Herald.

"Pero si estás enojado y quieres matarlos, ellos lo perciben, se esconden y se mueven. Los pavos reales son resistentes y persistentes. Si los estudias, descubrirás que son como personas. Una razón por la cual a los humanos no les agradan es porque reflejan el comportamiento humano”, agregó el defensor de estos animales.

En junio pasado, se reportó la muerte de un pavo real por un disparo de un residente molesto por el ruido que hacen estos animales. En Michigan la aparición de un ejemplar de esta especie en agosto pasado también generó un debate entre sus habitantes.

publicidad

El pavo real es una especie originaria del sur de Asia. Se cree que llegó a Florida porque un residente trajo un ejemplar de esta especie y se multiplicó. Su presencia es habitual en las calles de Coconut Grove, Coral Gables y Key Biscayne, sitios emblemáticos de Miami.

Ninguna autoridad del condado de Miami-Dade, la ciudad de Miami o el estado de Florida parece saber qué hacer exactamente con los pavos reales porque Miami se considera un santuario de aves.

La ley prohíbe capturar a las aves -o manipular los huevos de este animal- a menos que se liberen después en un área protegida. Las penas por hacer esto van desde una multa de 500 dólares hasta 60 días de cárcel.

¿Y cómo se transportarían los pavos reales? ¿En camiones? ¿aviones? ¿Por correo? La respuesta tendría que ser decidida por las autoridades de Miami-Dade.

Los animales del zoológico 'fantasma' de Buenos Aires
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad