Incendios

Un anciano muere en un incendio cuando trataba de llamar a alguien para ser rescatado

Los equipos de bomberos salvaron a varios residentes de un edificio en llamas en Pompano Beach, pero un hombre de 80 años se refugió en un baño de su apartamento para hacer una llamada de emergencia y murió asfixiado por el humo.

Un edificio de apartamentos se incendió la madrugada de este martes en Pompano Beach, ocasionando la muerte de una persona. Otros siete residentes tuvieron que ser trasladados al hospital y alrededor de 100 personas fueron desplazadas. El incendio ocurrió en 1505 N Riverside Drive y los vecinos dicen que comenzó alrededor de la 1:15 am.

De acuerdo con Pompano Beach Fire Rescue, una mujer salió de su baño y se encontró con que su apartamento, en el séptimo piso, estaba en llamas. Ella puedo salir ilesa.

Las autoridades informaron que el fuego estaba contenido en un apartamento, pero el humo se extendió rápidamente por el pasillo y los apartamentos cercanos.

Los equipos de bomberos entraron a cada vivienda y realizaron rescates, pero encontraron a un hombre de 80 años muerto a cuatro apartamentos de donde comenzó el incendio, según informó la vocera de los bomberos, Sandra King.

King dijo que el hombre murió de una aparente inhalación de humo después de ir al baño donde intentó llamar a alguien por teléfono, pero el baño no tenía ventilación. "Fue una trampa mortal", indicó la portavoz.

El apartamento 707, donde comenzó el incendio, quedó completamente devastado por las llamas. Los otros apartamentos registraron daños por el humo y el agua. Cincuenta unidades de bomberos de diferentes agencias locales respondieron al incendio en este condominio.

El subjefe de Pompano Beach Fire Rescue, Michael Hohl, describió lo difícil que fue mitigar el fuego. Hohl relató que tres personas quedaron atrapadas en su balcón y fueron rescatadas por los bomberos. "Debido a que las condiciones del fuego eran tan intensas, no pudimos bajarlos por los pasillos, así que decidimos usar el camión de la escalera", dijo.

Amber Webb, reidente del quinto piso, dijo que desde que escuchó la alarma de fuego, tomó a su sobrino pequeño para salir del edificio. "Corrí por las escaleras, las llamas ardían y toda la gente corriendo. Me preguntaba si iba a morir quemada", dijo Webb.

Los cuerpos de bomberos del condado y del estado están investigando la causa del incendio.

"No tiene rociadores contra incendios. Si hubiesen tenido, este fuego habría sido totalmente diferente y probablemente habría sido eliminado por el sistema de rociadores contra incendios", explicó Hohl.

Según King, el edificio de condominios se construyó antes de que entrara en vigencia una ley estatal, que exige que todos los edificios de gran altura cuenten con sistemas de rociadores. El estatuto del estado establece que para diciembre de 2019, todos los edificios altos deben contar con rociadores.

La Cruz Roja respondió a la escena para atender la situación de vivienda de las 100 personas desplazadas.