Empresas

Miami da luz verde al centro comercial y de atracciones más grande del país

Luego de casi nueve horas de debate, los comisionados del condado de Miami-Dade aprobaron la construcción de la compleja estructura valorada en 4,000 millones de dólares en la que habrá desde tiendas hasta residencias y parques temáticos.

El condado de Miami-Dade dio finalmente, después de dos años, la aprobación para que la ciudad tenga en su territorio el mega centro comercial, residencial y de atracciones más grande de Estados Unidos, el American Dream Miami.

El debate en la sede de la comisión de Miami-Dade tomó casi nueve horas que culminaron con la aprobación de nueve votos contra uno, aunque está sujeta a cambios en materia de zonificación y en los acuerdos con el constructor –Triple Five– para permitir que la estructura se construya al noroeste de la ciudad.

La única de los 13 comisionados que se opuso fue Daniella Levine Cava, alegando que el tráfico colapsará la zona y la falta de un plan para reciclar el agua en el parque temático que esperan pueda tener atracciones con nieve y agua.

Se espera que el American Dream Miami sea construido sobre 70 hectáreas de tierra baldía que pueden verse desde la concurrida autopista interestatal 75 –que recorre el estado de Florida de este a oeste– y la Turnpike –que va de norte a sur. En su espacio habrá cientos de tiendas y restaurantes, aunque sus promotores no quieren que sea visto solo como un centro comercial. También habrá unas 2,000 viviendas, 2,000 habitaciones de hotel y atracciones como una pista de esquí cubierta, viajes en submarino, un parque de agua y una pista de patinaje.

"No estamos construyendo un centro comercial. No estamos en ese negocio", dijo a la agencia AP Don Ghermezian, presidente de la empresa a cargo del desarrollo, la canadiense Triple Five. "Este es un parque que pretende competir con los mejores de Estados Unidos".


Entre algunas de las preocupaciones de los detractores de la mega estructura están que vaya a ser financiada con los impuestos de los contribuyentes o que colapsen el tráfico en la zona, sobre todo al considerar que Triple Five estima que unas 30 millones de personas lo visitarán al año y unos 70,000 vehículos circularán cada día.

Los ambientalistas también lo ven como un contra por su cercanía con los pantanos y el daño ambiental. "Este lugar es la casa atesorada de tierras públicas, naturaleza, vida salvaje y belleza", dijo a la agencia estadounidense Matt Shwartz, el director ejecutivo de la Asociación de Tierras Vírgenes del Sur de Florida. "No hay nada positivo en este proyecto".

En contraposición, los promotores aseguran que creará al menos 14,000 empleos permanentes, así como miles más durante la construcción. También dicen que por su dimensión competirá contra la meca del turismo en Florida, Orlando.

"Es el proyecto más importante que ha sido hecho en el condado de Miami Dade", dijo el alcalde Carlos Giménez, quien fue parte de la negociación con la que se alcanzó la aprobación y quien desveló el proyecto por primera vez en 2015.

La empresa encargada del proyecto aún enfrenta algunos retos antes de iniciar la construcción estimada en cuatro mil millones de dólares. Entre ellos, unos 32 permisos locales, estatales y federales para el uso del agua, mitigación ambiental y desecho de aguas negras.


RELACIONADOS:NegociosEEUUEmpleo