publicidad
Sofia y su esposo Dashoan Olds sabían que querían adoptar pero no fue hasta que conocieron la historia de estos hermanos cuando se decidieron a hacerlo.

Una pareja de Florida adopta a siete hermanos que estaban separados con diferentes familias de acogida

Una pareja de Florida adopta a siete hermanos que estaban separados con diferentes familias de acogida

Después de 13 años de casados y sin hijos, Sofia Olds y su esposo DaShoan decidieron que había llegado la hora de adoptar cuando conocieron a siete hermanos de entre 4 y 12 años que vivían separados en hogares de acogida.

Sofia y su esposo Dashoan Olds sabían que querían adoptar pero no fue ha...
Sofia y su esposo Dashoan Olds sabían que querían adoptar pero no fue hasta que conocieron la historia de estos hermanos cuando se decidieron a hacerlo.

MIAMI, Florida. - El pasado 2 de junio la vida de Sofia y DaShoan Olds, una pareja de treintañeros de Marianna (Florida), dio un giro radical: después de 13 años casados decidieron adoptar y su album familiar se llenó no de una sino de siete nuevas y resplandecientes sonrisas: las de Necia, de 12 años, los gemelos Eric y Erica, de 10, Zavian, de 9, Dava, de 8, Keyon, de 5 y Reggie, de 4.

El matrimonio, una trabajadora social y un profesor de matemáticas de secundaria de 33 años que no tienen hijos biológicos, llevaba años planteándose ampliar su familia mediante la adopción, pero no fue hasta que se toparon con el caso de estos siete hermanos que estaban separados en diferentes hogares de acogida cuando decidieron que había llegado la hora de hacerlo.

publicidad

"Un día estaba en Facebook y vi que una de mis amigas compartió la historia de unos niños que buscaban una casa e inmediatamente pensé: ¡eh, aquí estamos mi marido y yo!. Se lo mandé y le pregunté qué pensaba y me dijo: 'Hagámoslo'", le explica Sofia Olds a Univision Noticias.

Y así la pareja comenzó el proceso de adopción de las tres niñas y cuatro niños que llevaban más de dos años en casas de acogida temporales : tomaron clases, presentaron papeles, fueron a conocer a cada uno de los pequeños e hicieron de voluntarios en los hogares donde estaban.

Relacionado
Los padres adoptivos llaman a sus nuevos hijos los "supersiete".
Esta pareja adoptó a siete hermanos tras permanecer años en un centro de niños huérfanos

"Fue mucho entrenamiento y coordinación porque estaban en diferentes lugares separados entre sí por horas", recuerda Sofia Olds. "Teníamos que hablar con las cuatro familias diferentes que los tenían acogidos, coordinar con ellos los horarios. También había otros niños en esas casas con nuestros niños y fue frenético coordinarlo, pero las familias que los tenían acogidos fueron maravillosas en todo este proceso y nos apoyaron mucho y comprendieron. Fue largo pero valió la pena porque estábamos tratando de conectar con los niños".

Pese a que la adopción oficial no se completará hasta septiembre, cuando la pareja pase el periodo de prueba de 90 días contemplado por las autoridades para estos casos, la mujer asegura que los niños les llamaron a ella y a su esposo "mamá" y "papá" desde el día que llegaron a su casa.

En fotos: la pareja de Florida que adoptó a siete hermanos

¿Y, para ellos, cómo es pasar de ser sólo dos adultos a tener siete niños en casa?

"Siempre es divertido. No hay momentos de aburrimiento. Estamos siempre ocupados, pero nos sentimos bien. Lo estamos disfrutando mucho y honestamente se siente natural. Es como si esto es lo que teníamos que hacer en este momento de nuestras vidas. Siento que estábamos listos. Lo queríamos. Queríamos tener una familia", apunta la madre adoptiva.

Sofia dice que el mayor desafío para ella y para su esposo es tratar a cada uno de los niños de manera individual teniendo en cuenta las necesidades de cada uno, su carácter y su edad.

"Son 7 hermanos, pero cada uno tiene una personalidad diferente, tienen necesidades diferentes, distintos deseos… No podemos tratarlos a todos igual aunque llegaron como un grupo de siete hermanos", afirma.

La pareja tiene la ayuda de las familias de los dos, que son numerosas, además de los amigos, la comunidad y la gente de su iglesia.

Y, aunque la casa probablemente ya no está tan ordenada ni tan en calma como antes de la llegada de los hermanos, la pareja tiene cada día una gran satisfacción al "verles felices, con una sonrisa en sus caras e interactuando con sus hermanos", apunta la madre.

Mira también:

La adopción de dos niños, una decisión que cambio la vida de una pareja en Miami Univision
El conmovedor encuentro de una inmigrante con su hijo por primera vez en 14 años
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad