Abuso Infantil

"Mi hijo pide a gritos estar conmigo": habla el padre del niño quemado por su madre

Luis Miguel Cárcamo está en Colombia y se enteró por la televisión que la madre de su hijo había sido detenida por abuso infantil. “No se merece que le quiten la custodia, realmente ella es una buena madre, pero repudio lo que hizo”, declaró desde Barranquilla.
16 Nov 2017 – 8:45 PM EST

El padre del niño cuya madre fue acusada de quemarle la mano en una estufa, declaró a Univision Noticias que aún no ha tenido contacto con su hijo, y que está en Colombia pero planea viajar a EEUU muy pronto.

Luis Miguel Cárcamo se enteró que su ex mujer había sido arrestada por abuso infantil contra su hijo de 6 años, a través de la televisión en Colombia. “Mi mamá me llamó llorando, porque vio en Noticias Caracol lo que había pasado”, dijo.

De inmediato trató de comunicarse con Miriam Rebolledo, la acusada, pero no pudo.

No fue sino hasta el domingo, cuatro días después del suceso, que Cárcamo habló con la nueva pareja de Rebolledo, quien le contó lo que había sucedido. “Me dijo que el niño estaba bien, y que había sido sólo un dedo”.

Cárcamo no se explica lo que pasó pero condena la acción de la madre de su hijo. “No se merece que le quiten la custodia, realmente ella es una buena madre. Me tiene sorprendido, no sé por qué hizo eso, pero lo repudio”, declaró desde Barranquilla.

El padre del niño contó que llevaba más de un mes sin hablar con su hijo porque su exmujer no le contestaba el teléfono, por un problema que habían tenido.

El pequeño ahora se encuentra bajo el cuidado del Departamento de Niños y Familia, y su padre no ha tenido ningún contacto con él, ni con la madre. “Estoy desesperado, necesito ver a mi hijo, quiero hablar con él. Yo sé que él está preguntando por mi".

Cárcamo, de 35 años, dijo que el consulado de Colombia en Miami está haciendo las gestiones para que pueda estar con su hijo lo más pronto posible. "Pido ayuda a las autoridades para agilizar los papeles de la visa que me permitan viajar a EEUU”, suplicó.

La víctima del caso

La madre del niño, quien salió del centro de detención luego de pagar una fianza de 7,500 dólares, declaró que su intención era disciplinar a su hijo porque supuestamente había golpeado a varios compañeros en la escuela.

El padre dijo que su expareja le había comentado del mal comportamiento de su hijo. “Las actitudes que tiene el niño son sencillamente una seña para pedir estar conmigo. Que le hagan las pruebas que quieran en EEUU y se darán cuenta de lo que les estoy diciendo. Mi hijo pide a gritos estar conmigo”, declaró.

Cárcamo describió a su hijo como un niño hiperactivo pero como cualquiera de su edad. “Tiene una energía muy bonita, es noble, amoroso, educado, no es vulgar. Yo siento que es la ausencia mía hacia él que está generando estos comportamientos, y algo más tiene que haber sucedido. Hay que averiguar qué está pasando ahí”, indicó.

Miriam Rebolledo declaró que su hijo acosaba a sus compañeros en el colegio, y que había llegado a matar a un animal. Su padre dijo que no tenía conocimiento de esto. “No sabía nada, él es un niño al que le encantan los animales”.

Formas de disciplina

Durante la audiencia de presentación de la acusada, la jueza de la corte de Miami, Arianna Fajardo criticó duramente el método utilizado por la mujer: "Quizás en Colombia está bien quemarle la mano a un niño en la hornilla, pero en EEUU no está bien. Sólo tiene 6 años, esa no es la manera de educar a un niño", dijo la magistrada.

Cárcamo reconoció a Univision Noticias que el comentario de la jueza le molestó. “En mi país eso tiene penalización, es un delito. Me ofendió y también ofendió a todo un país. Aquí no hacemos eso, y a mi hijo nunca se le había hecho nada”, declaró.

La custodia


Ante la posibilidad de que su hijo pueda pasar navidades en el orfanato, Luis Miguel Cárcamo, dijo que está "desesperado".
El niño podría ser ubicado temporalmente con un pariente si los resultados de un estudio en el hogar son positivos. "Quiero que usted presente una lista de todos los parientes que estén dispuestos a tomar la custodia del niño", dijo la jueza a la madre acusada en la última audiencia.

Una de las personas que se ofreció para recibir al niño en su casa es una prima de Cárcamo. "Ella es alguien muy cercano, es mi prima hermana, y se enteró igual que nosotros. Se puso en contacto y fue a la corte a responder", contó.

Cárcamo dijo que en Barranquilla la gente está consternada con la noticia. “Algunos me apoyan, otros dicen que yo me presté para eso, pero estoy tratando de manejar la situación. Lo único que me preocupa ahora es ver a mi hijo”.

La próxima audiencia de Miriam Rebolledo será el 27 de noviembre. Mientras tanto sólo puede ver a su hijo, dos veces por semana, y bajo supervisión.

Fotos: Estos son los rostros de los fallecidos en la masacre de Texas

Loading
Cargando galería
Publicidad