publicidad
Miriam Rebolledo compareció ante la Corte de Miami-Dade.

Colombiana acusada de quemar la mano de su hijo podrá verlo dos veces por semana bajo supervisión

Colombiana acusada de quemar la mano de su hijo podrá verlo dos veces por semana bajo supervisión

Miriam Rebolledo de 29 años perdió temporalmente la custodia de su hijo, mientras se lleva a cabo un juicio en su contra por presuntamente haber quemado la mano del pequeño de seis años, como método para castigarlo. El niño permanece en un orfanato pero podría ser reubicado en la casa de algún pariente.

Miriam Rebolledo compareció ante la Corte de Miami-Dade.
Miriam Rebolledo compareció ante la Corte de Miami-Dade.

Una mujer del sur de Florida acusada de quemar la mano de su hijo de 6 años en una estufa caliente para disciplinarlo, podrá hacerle visitas supervisadas al niño dos veces por semana, según lo determinó una jueza en la corte de Miami.

Miriam Rebolledo, de 29 años, compareció en el tribunal el martes, acompañada por familiares, amigos y su esposo, que no es el padre biológico de su hijo.

María Sampedro-Iglesia, jueza de la corte de niños de Miami-Dade acordó permitirle a Rebolledo, por ahora, visitas supervisadas con su hijo, seguidas de visitas terapéuticas, dos veces por semana.

El niño permanece en un orfanato, pero podría ser ubicado temporalmente con un pariente si los resultados de un estudio en el hogar son positivos.

"Quiero que usted presente una lista de todos los parientes que estén dispuestos a tomar la custodia del niño", dijo la jueza a la acusada.

Hasta el momento, un pariente y un amigo cercano han ofrecido sus hogares como refugio temporal para el niño con la esperanza de que no tenga que pasar las navidades en la casa hogar.

Según un informe policial de arresto, Rebolledo puso la mano del niño de 6 años en la estufa "para castigarlo por golpear a otros estudiantes en la escuela".

La mujer, de origen colombiano, fue arrestada el pasado jueves e internada en Turner Guilford Knight Correctional Center, de donde salió luego de pagar una fianza de 7,500 dólares.

publicidad

Tras ser puesta en libertad, Rebolledo se defendió de las acusaciones en su contra. "Mi hijo es tan rebelde que llegó al punto de matar a un animal ¿Qué se supone que debo hacer? ¿Quedarme en casa sin hacer nada?", declaró la madre.

Agregó que estaba desesperada, y que no quería que su hijo se convirtiera en un convicto.

Estas son las 10 autopistas más peligrosas de EEUU (y muchas están en Florida)
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad