publicidad

Muere a tiros un policía de Florida que investigaba un robo de vehículos

Muere a tiros un policía de Florida que investigaba un robo de vehículos

Un policía del condado de Orange murió de un tiro que recibió mientras investigaba una serie de robos de vehículos en un vecindario de Windermere

Muere a tiros un policía de Florida que investigaba un robo de vehículos...

MIAMI, Florida - Un policía del condado de Orange, en el centro de Florida, murió de un tiro que recibió mientras investigaba una serie de robos de vehículos en un vecindario de la ciudad de Windermere, informó la oficina del alguacil.

El policía Jonathan Scott Pine, de 34 años, recibió, mientras patrullaba en su vehículo, una llamada en la que se le alertaba de un robo de vehículos en una barrio de la citada ciudad.

Ya en la zona de los robos, el agente localizó a un sospechoso, salió de su vehículo y le persiguió a pie. Tras detenerle, el hombre sacó una pistola, disparó al policía y huyó del lugar de los hechos, explicó en un comunicado la oficina del alguacil del condado de Orange.

"Cuando otros agentes llegaron al lugar encontraron a Jonathan herido de gravedad y trataron de auxiliarle (...) El sospechoso fue localizado muy cerca del lugar del asesinato con heridas de bala que él mismo se había producido", precisó la Policía. Un segundo sospechoso fue poco después localizado y detenido.

Jonathan Scott, padre de tres hijos, fue trasladado de urgencia a un hospital, pero murió por la "gravedad de las heridas"

"La muerte del policía Jonathan Scott Pine es un solemne recordatorio de los riegos que entraña la aplicación de la ley en Florida para asegurar la seguridad de todos los ciudadanos del estado", indicó en un comunicado el gobernador de Florida, Rick Scott, quien envió sus condolencia a la viuda y familia del agente fallecido.

publicidad

publicidad
publicidad
Cielos nubosos y temperaturas frescas, el termómetro alrededor de los 50 grados, para los próximos días alcanzará los 60 grados.
Cinco personas fueron trasladadas al Hospital Mount Sinai tras el ataque perpetrado por Akayed Ullah en una terminal de bus de Manhattan. Algunos se vieron gravemente afectados por el fuerte estruendo de la explosión que ocasionó la emergencia.
Bomberos trabajan para sofocar las llamas que consumen una vivienda en la calle Travis. Aún se desconoce si existen víctimas en la escena.
Cientos de personas se comienzan a reunir en la Catedral de San Fernando para cantarle las mañanitas a La Virgen junto a Univision 41.
publicidad