Tiroteos

7 policías le disparan 65 veces a un sospechoso de homicidio en San Francisco (y ninguna bala le pega)

Los agentes iban tras Joel Armstrong, acusado de asesinar a tiros a un hombre y herir a otro. Las autoridades aseguran que él disparó en dos ocasiones desde el interior de una casa rodante, lo cual desató la balacera.

LOS ÁNGELES, California.- Los estruendos por una lluvia de balas irrumpieron la calma de un vecindario de San Francisco, en el norte de California, durante la madrugada del 17 de febrero. Las ráfagas se escucharon sin parar durante 15 segundos. Siete policías dispararon 65 veces contra un sospechoso de asesinato, quien se negaba a salir de una casa rodante (RV) que estaba estacionada.

Esta escena quedó registrada por las siete cámaras que portaban los agentes en sus uniformes y los videos fueron publicados esta semana por la Policía de San Francisco, respondiendo a la preocupación de algunos residentes sobre el riesgo que representó ese tiroteo.

Curiosamente, ninguna de las 65 balas impactó a Joel Armstrong, de 31 años y acusado de asesinar a tiros a un hombre y dejar herido a otro. Los agentes aseguran que el sospechoso disparó en dos ocasiones desde el interior del vehículo, lo cual desató la balacera.

Según las autoridades, Armstrong atacó a dos hombres durante la noche del 16 de febrero antes de robar una camioneta Toyota 4Runner en la cual llegó a la casa rodante, que estaba estacionada cerca de la esquina de las calles Alameda y De Haro, en una zona de apartamentos y edificios de oficinas. La Policía le siguió la pista al vehículo robado y lo encontró poco después de la medianoche detrás del RV.

Uno de los videos muestra cuando un agente mira a través de la ventana del RV y luego dice a sus compañeros que la rodeaban: "¡Lo tenemos! ¡Lo tenemos! ¡Él está dentro!". Los uniformados se fueron colocando detrás del vehículo, algunos con rifles de asalto. Con un altavoz ordenaron salir a quienes se encontraban dentro. Solo tres personas y un perro salieron, pero Armstrong se quedó.

"Los agentes escucharon disparos desde el interior de la casa rodante y dispararon", indicó la Policía en un comunicado. "Los oficiales se alejaron del RV y continuaron ordenando al señor Armstrong que saliera", agregó.

En la grabación se observa a los policías disparando sus rifles de asalto y pistolas, algunos se ocultan detrás del RV. Uno cae al suelo luego de chocar contra la 4Runner robada, pero no deja de disparar. Otro agente se tropieza con él. Los casquillos ruedan por la banqueta. La escena era caótica, sin embargo "nadie fue alcanzado por los disparos durante el incidente", aseguró la Policía.

Tras el arribo de una unidad especial y un negociador de la agencia, el sospechoso finalmente salió del vehículo y fue arrestado. En la casa rodante encontraron una pistola calibre 9 milímetros. Eso ocurrió aproximadamente a las 2:15 am del 17 de febrero.

El hombre ha sido acusado de asesinato, intento de asesinato, robo de auto, posesión de un arma de fuego por un delincuente convicto, descarga de un arma de fuego y recibir una propiedad robada.

El incidente es investigado de manera independiente por la Fiscalía del condado de San Francisco, el Departamento de Responsabilidad Policiaca de esa jurisdicción, así como por la Unidad de Homicidios y la oficina de Asuntos Internos de la Policía de dicha ciudad.

Vea también:

RELACIONADOS:ArrestosPolicíaCalifornia