Redadas

Seguirán los arrestos de ICE en cortes de ‘ciudades santuario’, advierten funcionarios federales

A decir del fiscal general y el titular del DHS, los arrestos realizados por agentes migratorios son constitucionales y responden a las políticas que defienden a los indocumentados.

LOS ÁNGELES, California.- El procurador general de Estados Unidos, Jeff Sessions, y el titular del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), John Kelly, indicaron que los arrestos de indocumentados realizados en tribunales de California y otros estados del país son constitucionales y advirtieron que estos operativos continuarán bajo “acciones prudentes y razonables”.

En una carta enviada el pasado miércoles a la presidenta del Tribunal Superior de California, la jueza Tani Cantil-Sakauye, quien criticó las recientes detenciones en las cortes por parte de agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), los funcionarios federales defendieron esas acciones y culparon a los gobiernos locales que protegen a las personas sin documentos.

“Aunque este personal policiaco se mantendrá atento a las preocupaciones del público y entidades de gobierno con relación a las actividades de aplicación de la ley, este seguirá tomando acciones prudentes y razonables dentro de su autoridad legal para cumplir esa misión”, menciona la misiva.

De hecho, ambos funcionarios señalaron que las incursiones de ICE en los juzgados suponen un riesgo menor ya que los visitantes son revisados al ingresar para que no porten armas.

“Durante largo tiempo, la Corte Suprema de Estados Unidos ha refrendado que el arresto de personas en un sitio público con base en causa probable es constitucionalmente permisible”, cita la carta.

Los funcionarios federales subrayaron que las políticas del estado de California, condados y ciudades que prohíben a las agencias del orden entregar a los arrestados para su deportación han obligado a que los oficiales de ICE tengan que detener a los indocumentados en cortes y otros sitios públicos.

Elementos de ICE, según confirmó la agencia federal, así como reportes de abogados, fiscales y organizaciones, han realizado recientemente una cantidad no específica de arrestos de inmigrantes en cortes en California, Texas, Arizona, Colorado, Oregon y Nueva York.

'Socava la seguridad pública'

Los defensores de los inmigrantes argumentan que estos operativos obedecen a la postura más agresiva tomada por la dependencia tras la elección del presidente Donald Trump; sin embargo, ICE señala que se deben en parte a la falta de colaboración de las policías locales con dicha agencia.

La jueza Cantil-Sakauye, la primera mujer de origen filipino que dirige el sistema de tribunales de California, opina que una mayor presencia de agentes migratorios en las cortes infundirá temor en los indocumentados que acuden a esos sitios como testigos a una vista, porque tienen causas pendientes, como puede ser una orden judicial, o por algún asunto relacionado con su estatus migratorio.

"Aprecio la carta enviada con prontitud y su reconocimiento de que están en los tribunales estatales haciendo arrestos federales”, expresó Cantil-Sakauye refiriéndose a la misiva de los secretarios. “Sin embargo, el efectuar detenciones en las cortes, desde mi punto de vista, socava la seguridad pública porque las víctimas y los testigos temerán acudir a los tribunales para ayudar a que se respeten las leyes”, subrayó.

Los arrestos en los juzgados, explicó ICE, a través de su vocera Virginia Kice, se deben en parte a la falta de colaboración de las policías locales con dicha agencia.

“Ahora que muchas agencias policiacas no apoya a los elementos de ICE, estas personas, que a menudo tienen antecedentes criminales significativos, son liberadas en la calle, representando una amenaza potencial a la seguridad pública”, dijo la portavoz.

En California, por ejemplo, las corporaciones policiacas se niegan a cumplir las solicitudes de ICE para detener a los detenidos por delitos menores en sus cárceles, por cumplimiento con la Ley de Confianza (Trust Act), que entró en vigor el 1 de enero de 2014.

La política de ICE pide a sus agentes evitar arrestos en “lugares sensibles”, incluyendo escuelas, iglesias y hospitales, siempre que sea posible, aunque no considera en esa lista a los juzgados.

RELACIONADOS:IndocumentadosCalifornia