Política

El multimillonario que pide por TV enjuiciar a Trump ahora gastará millones para elegir demócratas en Florida y California

Son apenas dos estados de una campaña por todo el país que recibirá aproximadamente $30 millones a través de la organización, NextGen America, de Tom Steyer con el fin de convencer a la población joven que vote por un demócrata.

El multimillonario y donante demócrata Tom Steyer anunció este miércoles separadamente una inversión de 3.5 millones de dólares en California y Florida con el fin de que los jóvenes acudan a votar en las elecciones de mitad de periodo previstas para este mes de noviembre donde serán renovados un tercio del Senado y toda la Cámara de Representantes.

Son apenas dos estados de una campaña por todo el país que recibirá aproximadamente $30 millones a través de su organización, NextGen America, con el fin de convencer a la población joven que vote por un demócrata.


Por ejemplo, en Florida, el grupo intenta llegar a más de 1.5 millones de personas para que se registren, ya sea a través de convencimiento cara a cara o vía correo.

Para tal fin unos 100 activistas se reunirán con decenas de estudiantes en centros de estudios para no solo empujarlos a que se inscriban para votar, sino que además lo hagan por candidatos progresistas.

En un comunicado, el multimillonario indicó que los "jóvenes floridanos quieren que los líderes digan la verdad, no nieguen la ciencia y pongan en riesgo la salud pública. Quieren líderes que salvaguarden sus escuelas y protejan a sus amigos en los club nocturnos", haciendo referencia a la secundaria en Parkland donde ocurrió la más reciente masacre estudiantil y el club Pulse de Orlando, donde murieron decenas de personas el año pasado también en un ataque armado.


Específicamente, Steyer está haciendo campaña por el senador demócrata Bill Nelson, quien va a la reelección, y por la representante Stephanie Murphy, dos puestos que el Partido Demócrata cuenta entre las posiciones que podría perder en noviembre.

En California la inversión de 3.5 millones de dólares busca convencer a unos 300,000 jóvenes votantes a través del trabajo de 80 activistas. En este caso es para intentar cambiar de dueño a siete curules en la Cámara de Representantes que en estos momentos están en poder de republicanos.

Steyer también encabeza una millonaria campaña en publicidad y en peticiones públicas para llevar a juicio político al presidente Donald Trump, cuya campaña electoral está siendo investigada ara determinar si su entorno cercano o incluso él hayan colaborado con agentes rusos para intervenir en los comicios presidenciales de 2016.