Narcotráfico

Policía descubre 'narcodrón' que repartía droga desde la casa de los traficantes en California

El artefacto volaba sobre un vecindario de Riverside para entregar narcóticos sin ser detectado por las autoridades. Pero, tras un operativo, se logró detener a una pareja, droga y parafernalia como metanfetamina, caramelos mezclados con LSD y un bolígrafo con marihuana.

LOS ÁNGELES, California.- Un inocente dron se fue elevando desde el patio trasero de una casa en la ciudad de Riverside, en el sur de California, voló hacia un lote de estacionamiento cercano y dejó caer un misterioso paquete que recogieron unas personas. Según la policía, el artefacto entregó droga y le llevó a arrestar a dos personas que estaban detrás de este novedoso método de distribución de narcóticos.

Las autoridades informaron de que a principios de diciembre se enteraron de que estaban usando una aeronave no tripulada para repartir sustancias ilícitas desde una vivienda ubicada en la cuadra 8700 de Chesapeake Lane, en Riverside. El caso fue asumido por la Unidad Antinarcóticos de la Policía de Riverside, que realizó un operativo de vigilancia en el barrio Orangecrest.

No tardaron en confirmar la osadía de los traficantes, observando que el dron cargado de droga partió desde la parte trasera de una residencia y llegó hasta un sitio donde esperaban “clientes”.

Durante la mañana del pasado jueves, la policía allanó la vivienda, en la cual se descubrieron jeringas usadas para el consumo de droga dispersas en una habitación y paquetes con presunto fentanilo, un potente narcótico cada vez más popular que se considera una amenaza a la salud pública.

Los agentes también encontraron metanfetamina, caramelos mezclados con LSD, un bolígrafo con marihuana en el cuarto de una niña de nueve años y el dron. El Servicio de Protección Infantil del condado de Riverside acudió para ver por la menor, quien eventualmente fue entregada a su madre.


El operativo contó con el apoyo del Escuadrón Antibombas de la Policía de Riverside, pues “durante la búsqueda, los detectives notaron que la casa representaba un alto riesgo para los agentes y sus ocupantes”, indicó el departamento en un comunicado.

Dos personas fueron arrestadas en esta operación. Se trata de Benjamin Baldassarre, de 39 años, y Ashley Carroll, de 31. Ambos son residentes de Riverside. Les acusan de posesión de sustancias controladas, venta de narcóticos, conspiración para cometer un delito y por poner en peligro a un niño.

No es la primera vez que las autoridades detectan el uso de un dron en el traslado de droga. A principios de agosto, la Patrulla Fronteriza vio pasar de México hacia California a una pequeña aeronave y al seguirla descubrió que llevaba doce paquetes de plástico que contenían 13 libras de metanfetamina, valorada en 46,000 dólares. El dron, de unos dos pies de altura, fue decomisado y se logró el arresto de un hombre, Jorge Edwin Rivera, que lo esperaba en el lado estadounidense.

En 2015, dos personas se declararon culpables de arrojar 28 libras de heroína desde una aeronave no tripulada en Calexico, California. Ese mismo año, agentes de la Patrulla Fronteriza en San Luis, Arizona, detectaron un dron lanzando paquetes con 30 libras de marihuana.

Un reporte de la DEA alerta que aunque los drones sólo pueden transportar pequeñas cantidades de droga, su uso podría ser cada vez más común en la frontera.