Marihuana

Cada vez más mujeres embarazadas consumen marihuana en EEUU, en especial las adolescentes

Una investigación realizada en California, donde se acaba de legalizar el consumo recreativo de la droga, revela que su uso en futuras madres menores de 18 años pasó de 12% a casi 22% en menos de una década. Especialistas advierten que esta práctica puede perjudicar al feto.

Los efectos que la marihuana genera en el feto incluyen bajo peso al nacer y otros problemas de desarrollo, pero aun así cada vez más mujeres embarazadas están consumiéndola, según lo reveló un reciente estudio publicado en la revista JAMA.

La prevalencia de uso de marihuana en futuras madres pasó de aproximadamente 4% en 2009 a 7% en 2016 y su aumento fue mayor en adolescentes menores de 18 años de edad donde escaló de 12.5% a 21.8%. En el grupo con edades comprendidas entre 18 y 24 años el consumo pasó de casi 10% a 19%.

La muestra solamente incluyó a mujeres que viven en California, pero otra investigación previa realizada en todo el país también encontró un incremento en su uso entre embarazadas de 18 a 44 años: subió de 2.37% en 2002 a 3.85% en 2014.

Casi 280,000 futuras madres mayores de 12 años de edad fueron consultadas entre 2009 y 2016 para el nuevo estudio publicado en JAMA. Todas debieron rellenar un cuestionario sobre su uso de marihuana y se sometieron a un examen toxicológico de cannabis durante las consultas prenatales.

“Nos preocupa encontrar que la prevalencia de uso de marihuana en el embarazo aumenta a mayor velocidad en menores de 24 años y ver una prevalencia tan alta en este grupo”, dijo a CNN la autora del análisis Kelly Young Wolff, quien trabaja en la División de Investigación de Kaiser Permanente.

La investigación no exploró los motivos que llevaban al consumo, pero para Horsager Boehrer, un especialista que no participó en el estudio, la causa de esta tendencia puede estar en la legalización de la marihuana con fines médicos en California, que declaró lícito su uso en 1996. “Estas mujeres crecieron con la idea de que la marihuana no sólo no es ilegal sino también una terapia médica”, explicó a CNN.

Secuelas a largo plazo

El Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos recomienda que las mujeres embarazadas o que planean estarlo descontinúen el uso de esta droga, incluso con fines medicinales. También exhortan a las madres a abstenerse de consumirla durante la lactancia.

Los Centros para el Control de Enfermedades reportan que aunque los efectos de la marihuana sobre el feto no están del todo claros, sí están asociados a bajo peso al nacer y problemas de desarrollo. Se cree que uno de los muchos químicos presentes en la droga, el THC, puede pasar de madre a hijo.

Según el Instituto Nacional de Drogas, estudios en humanos han demostrado que bebés de madres que usaron marihuana durante el embarazo, responden de forma distinta a estímulos visuales, tiemblan más y tienen un llanto agudo, lo que puede ser un indicador de problemas de desarrollo neurológico. También que en la escuela estos niños tienen menos habilidades para resolver problemas, memorizar y prestar atención.

En fotos: California se convierte en el mercado más grande de marihuana en EEUU

Loading
Cargando galería