Inmigración

Trump llama "una desgracia" la advertencia sobre operativo de ICE de la alcaldesa de Oakland

El mandatario asegura que su administración está revisando el mensaje de la funcionaria para determinar si incurrió en alguna falta que deba ser castigada.

LOS ÁNGELES, California.– El presidente Donald Trump habló este jueves por primera vez sobre el polémico tuit de la alcaldesa de Oakland, Libby Schaaf, en el que advirtió sobre un operativo de ICE realizado a finales de febrero en el norte de California. El mandatario calificó el mensaje como "una desgracia" y advirtió que su gobierno analiza cómo puede castigarla.

"Ellos (los agentes de ICE) tenían a cerca de 1,000 personas listas para ser detenidas, para ser sacadas de las calles... dicen que el 85% de estas son criminales y tienen antecedentes penales. Y la alcaldesa de Oakland salió y les advirtió: dispérsense. Por lo que en lugar de 1,000 solo arrestaron una parte de eso", reclamó Trump durante una reunión en la Casa Blanca.

"Lo que la alcaldesa de Oakland hizo el otro día fue una desgracia", agregó el presidente.

Libby Schaaf, la funcionaria municipal que también ha sido reprendida por el fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, y por el director interino de ICE, Thomas D. Homan, alertó en su cuenta en Twitter que agentes migratorios realizaban un operativo a gran escala en el norte del estado a finales de febrero. Era cierto. Esa acción concluyó con 232 inmigrantes detenidos. Por eso, ahora la culpan de haber ahuyentado a más de 800 criminales que tenían en la mirilla.


"Ella dijo: 'salgan de aquí' a los criminales. Y ciertamente es algo que estamos revisando sobre ella, de forma individual", advirtió Trump.

"Lo que ella hizo es increíble y muy peligroso desde el punto de vista de ICE y la Patrulla Fronteriza. Muy peligroso. Realmente hizo que la aplicación de la ley sea mucho más peligrosa. Así que estamos viendo esa situación con mucho cuidado", agregó.

La alcaldesa no ha comentado sobre los reproches de Trump, aunque ya ha mencionado que sentía que era su "deber y obligación moral" advertir sobre la incursión de ICE en su comunidad. La semana pasada, ella declaró al diario San Francisco Chronicle que su publicación tenía la intención de "dar a todos los residentes tiempo para conocer sus derechos y conocer sus opciones legales".

A la estación de radio KQED le dijo que "el miedo de Trump, su intento de pintar a todos los inmigrantes como criminales peligrosos, es racista".

El nombre de Schaaf también fue mencionado cuando se anunció la demanda contra California por sus leyes que protegen a los indocumentados. El fiscal federal Sessions le reclamó que ella "valida la ilegalidad". "¿Cómo te atreves a poner innecesariamente en peligro las vidas de los oficiales de inmigración solo para promover tu agenda radical de fronteras abiertas?", le preguntó.

La alcaldesa le respondió a Sessions a través de un comunicado: "Cómo te atreves a denigrar a los miembros de nuestra comunidad tratando de asustar al público estadounidense para que piensen que todos los residentes indocumentados son criminales peligrosos". Y una vez más dijo a los medios que no se arrepiente de lo que hizo y lo haría de nuevo.


ICE aseguró que entre los prófugos que no logró capturar por culpa de Schaaf se encuentran un hondureño que ha sido arrestado varias veces en San Francisco por posesión y transporte de cocaína, además por tener relaciones sexuales con un menor de 16 años; así como un mexicano que fue condenado por portación de arma de fuego, transporte y venta de narcóticos y conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas (DUI). Ambos fueron deportados en varias ocasiones, indicó la agencia.