Inmigración

Inmigrante detenido en la frontera cuenta cómo ICE le arrebató a su hijo aunque probó que era su padre

El salvadoreño José Fuentes fue separado de Mateo, su hijo de 1 año, después de que ambos se presentaron a la frontera estadounidense pidiendo asilo. Desde un centro de detención para inmigrantes aseguró que las autoridades migratorias le arrebataron a su niño injustamente.

Un inmigrante salvadoreño que fue separado forzosamente de su hijo tras cruzar la frontera con México aseguró este jueves que sí entregó pruebas a las autoridades migratorias de que era padre del niño, antes de que se lo quitaran de los brazos y lo enviaran a él a un centro de detención.

El salvadoreño José Demar Fuentes, de 30 años, lleva tres semanas detenido en el centro de detención para inmigrantes de Otay Mesa en California y con pocas noticias sobre su hijo Mateo, de 1 año. El bebé pasó a custodia del gobierno estadounidense el pasado 12 de noviembre cuando Fuentes se presentó con él para pedir asilo en la frontera. De allí fue enviado a un refugio en Texas.

Según el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), las autoridades separaron al inmigrante de su hijo porque "no portaba pasaporte o documentos de identidad para verificar que es padre del pequeño". Sin embargo, en una entrevista con el periodista Jaime García de Univision, Fuentes desmintió esa versión de ICE.

"Yo presenté el acta de nacimiento de mi hijo y mi documento de identidad. En este caso yo traía mis documentos. No hay por qué mentir", aseguró.

El salvadoreño cruzó hacia Estados Unidos como parte de un grupo de 37 centroamericanos que llegaron pidiendo asilo, con la asistencia de la organización legal 'Al Otro Lado'. Fue uno de cuatro padres que fueron separados de sus hijos tras cruzar la frontera.

"Estar separado de mi hijo es bastante duro, porque son días que yo estoy perdiendo de (estar con) él", lamentó Fuentes desde el centro de detención de Otay Mesa, en San Diego.

Su esposa Olivia Cáceres y su hijo mayor Andre se quedaron al otro lado de la frontera estadounidense, desde donde Cáceres ha recibido a cuentagotas noticias sobre su hijo menor.

"Es una violación al derecho de mi esposo de tener a su hijo y de mi hijo de estar con su papá", dijo la madre a Univision la semana pasada en una entrevista desde el refugio en Tijuana donde está albergada. "No he podido obtener una información verídica de mi hijo, no me la quieren dar".

Este jueves Fuentes describió entre lágrimas cómo le arrebataron a su hijo: "Yo (iba) cargándolo acá (en los brazos) y la oficial me lo quita. Mi hijo hizo lo que pudo por agarrarme, pero la fuerza de una persona mayor no es la misma que la de un niño", afirmó.

El salvadoreño ahora tiene un pedido para las autoridades: "Que revisen mi caso, que vean que mi hijo es realmente mi hijo".

Deportados de la era Trump: los rostros detrás de las cifras (FOTOS)

Loading
Cargando galería