Indocumentados

Ansiedad por deportaciones se propaga al 37% de la población de Los Ángeles

Una reciente encuesta determina que el nivel de preocupación por las políticas migratorias del presidente Donald Trump daña la calidad de vida de los residentes del condado angelino.

LOS ÁNGELES, California.- Más de la tercera parte de la población del condado de Los Ángeles está preocupada de que ellos, un familiar o un amigo sea deportado, establece una encuesta dada a conocer este martes.

Los resultados del sondeo realizado por Luskin School of Public Affairs de UCLA precisan que esa ansiedad alcanza al 37% de la población.

El porcentaje significa que poco más de 3.7 millones de residentes del condado angelino comparten el temor a las deportaciones a pesar de que la población indocumentada se estima en 814,000 (el 8% de los habitantes).

Los datos confirman que la angustia no sólo afecta a quienes carecen de documentos migratorios, sino que se propaga a familiares y amigos de los que están en riesgo, en el caso de Los Ángeles con un efecto de 4.5 veces más.

Las políticas migratorias ordenadas por el presidente Donald Trump habrían generado esa ansiedad en la comunidad inmigrante, a pesar de que en los dos primeros meses de su administración no hay cambios siginificativos en el número de deportados en comparación con el mismo período del año pasado, cuando todavía Barack Obama era presidente.

Otro dato relevante de la encuesta es que el 80% de los angelinos considera que estarían en más riesgo de ser deportados si recurren a programas del gobierno que ofrecen servicios de salud, educación o vivienda o por colaborar con la policía.

Una de las observaciones que hace el reporte académico es que algunos ciudadanos estadounidenses o residentes legales dejaron en claro que no colaborarían con las autoridades para no poner en riesgo a sus amigos o familiares.


¿Le preocupa...?

Daño a la calidad de vida


“El nivel de ansiedad por la deportación entre los residentes del condado es sorprendente”, declaró Zev Yaroslavsky, director de Los Ángeles Initiative, un departamento de UCLA que colaboró en la escuesta destinada a medir la calidad de vida de los residentes.

Para este académico y ex funcionario del condado, el reciente debate nacional sobre la inmigración ha tenido un fuerte impacto en Los Ángeles que daña la calidad de vida.

“El extraordinario número de personas que ahora sienten miedo de interactuar con el gobierno por servicios, debería ser una preocupación para todos nosotros”, agregó Yaroslavsky.

La encuesta se realizó del 28 de febrero al 12 de marzo entre 1,595 residentes del condado de Los Ángeles y tiene un margen de error de 2 puntos.

Lea también: