Hispanos

El hispano que inventó los Flamin' Hot Cheetos, una historia de película

La vida de un hijo de inmigrantes mexicanos que de niño trabajó en la pisca de la uva en los campos agrícolas de California y que se convirtió en un alto ejecutivo de la empresa en la que empezó trabajando como empleado de limpieza será llevada a la pantalla grande por la compañía cinematográfica Fox Searchlight.

LOS ÁNGELES, California.- A principios de la década de 1990 a Richard Montañez se le ocurrió una idea que se convertiría en un exitoso producto que ha generado miles de millones de dólares para la compañía en la que en 1976 empezó trabajando como empleado de limpieza y en la que actualmente es un alto ejecutivo.

Lo que se le había ocurrido a este hijo de inmigrantes mexicanos daría origen a los populares Flamin' Hot Cheetos, las populares frituras que fabrica Frito Lay, filial de la corporación Pepsi.

Esa ocurrencia de los Cheetos con chile se convirtó en una historia de éxito que de acuerdo con la revista Variety será llevada próximamente al cine para contar la vida de Montañez, quien de niño se dedicó junto a sus padres a la pisca de la uva en Ontario, California, y años después llegó a ser el vicepresidente de ventas de la compañía en la que empezó como conserje.

La idea que surgió de un elote

Un día, cuando compraba en la calle un elote y el vendedor le ponía mantequilla, queso, limón y chile, pensó en el sabor que podrían tener las frituras que en su trabajo producían si estuvieran recubiertas con picante, según lo cuenta Montañez en su libro 'A Boy, a Burrito and a Cookie'.

En una ocasión, recuerda Montañez, una falla en el proceso de producción de la planta en Rancho Cucamonga en la que trabajaba como empleado de limpieza, los Cheetos no obtuvieron su singular color anaranjado, por lo que tuvo la oportunidad de llevarse a casa una parte del producto para empezar a experimentar con el picante y obtener un resultado que le dejó un buen sabor de boca.

Entonces recordó la presentación de un video del presidente de Frito Lay, Roger Enrico, en el que pedía a sus empleados que actuaran como dueños y se involucraran más en la compañía para hacerla mejor.

Al día siguiente Montañez decidió llamar pedir una cita con el jefe de la empresa para presentarle su idea y como era la primera vez que el empleado de limpieza se reuniría con el presidente de la compañía, se vistió con un humilde traje que tenía y se compró con 3 dólares la que sería su primer corbata.

La idea de unos Cheetos cubiertos con chile tuvo buena aceptación y fue entonces cuando nacieron los Flamin' Hot Cheetos, una marca que para el año 2010 convirtió a Frito Lay en una compañía de 4,000 millones de dólares en ventas anuales en todo el mundo.

La compañía cinematográfica Fox Searchlight y el productor DeVon Franklin anunciaron la semana pasada que realizarán la película 'Flamin' Hot' para contar la historia de éxito del hijo de inmigrantes campesinos convertido en un exitoso hombre de negocios.

El invento de Montañez, quien es reconocido como 'el padrino de la mercadotecnia multicultural', se convirtió a partir de 1992 en un fenómeno cultural y comercial que transformó a la empresa en la que empezó como empleado de limpieza.


Vea también: