Educación

"Temen por sus familias más que por ellos": menos estudiantes inmigrantes piden ayuda financiera en California

Funcionarios académicos creen que la disminución de las solicitudes de ayudas económicas para estudiar en California refleja la creciente desconfianza hacia el gobierno entre las familias de inmigrantes, además de la incertidumbre por el estatus del programa DACA.

LOS ÁNGELES, California. - A escasas dos semanas de que se cumpla el plazo para la solicitud de ayuda financiera disponible para estudiantes de California sin permiso legal de residencia en el país, los encargados de estos registros advierten que ha habido una importante caída en estas aplicaciones.

Asesores académicos opinan que esto refleja la creciente desconfianza hacia el gobierno entre las familias de inmigrantes, además de la incertidumbre por el estatus del programa DACA, que protege temporalmente de la deportación a miles de jóvenes que llegaron al país siendo niños.

"Los titulares sobre inmigración hacen sentir a la gente que los reflectores apuntan a ellos. Los chicos temen por sus familias más que por ellos mismos", dijo Jane Slater, profesora de la escuela secundaria Sequoia en Redwood City y asesora de un club de estudiantes indocumentados.

"Hay rumores de redadas de ICE todo el tiempo, algunos de ellos infundados y otros tal vez ciertos", agregó Slater.

El diario Los Angeles Times informó que hasta este lunes solo 19,141 estudiantes habían solicitado ayuda bajo la ley California Dream Act: apenas la mitad de la cifra que hubo el año pasado.

"Tenemos 20,000 estudiantes menos", aseguró a ese mismo medio Lupita Cortez Alcalá, directora ejecutiva de la Comisión de Ayuda para Estudiantes de California, la organización que administra la ayuda financiera.

El apoyo económico disponible para los estudiantes incluye becas privadas otorgadas por universidades públicas, ayuda financiera administrada por el gobierno estatal, subsidios universitarios, exención del pago de la matrícula y otros subsidios.

Yohana Ramírez, de 18 años, estudiante en Sequoia, tenía 3 años cuando su familia llegó a Estados Unidos desde México. Quiere estudiar en la Universidad de California en Merced y graduarse de cirujana.

"Al crecer yo sabía que no había nacido aquí, pero no lo que significaba", dijo al Times. "Siempre di por sentado que era de otro punto de origen, pero no pensé que afectaría mis estudios".

Al enterarse de que el programa DACA estaba en peligro, Ramírez sintió miedo: "Era pánico... que mi familia pudiera ser deportada, con o sin mí... todavía estoy asustada".

Ramírez se enteró las becas y apoyo financiero que podría recibir durante una convención de dreamers. Su madre tenía temor de enviar información personal al gobierno, pero cuando la joven le explicó sobre los beneficios a su familia, decidieron apoyarla para aplicat a estas ayudas.

Ante estos temores, los voceros del programa de ayuda económica para estudiantes Cash For College se han dedicado a aclarar rumores durante los últimos meses y han advertido que la información de estas aplicaciones no será compartida con otras agecias federales ni autoridades migratorias.


RELACIONADOS:BecasDreamersIndocumentadosDACACalifornia