Asesinatos

El cadáver de Charles Manson será entregado a un nieto que el asesino serial tenía en Florida

Casi cuatro meses después de su muerte y de que su cuerpo permaneciera congelado en una morgue de California, un tribunal dictaminó que los restos deben ser entregados a un familiar que demostró ser el legítimo heredero.

LOS ÁNGELES, California.– Los restos de Charles Manson serán entregados a un nieto que el asesino serial tenía en Florida, según registros de la Corte Superior del Condado de Kern, en California.

La comisionada de ese tribunal, Alisa R. Knight, autorizó a la Oficina del Forense para liberar los restos de Manson a Jason Freeman, según el fallo emitido este lunes.

"El tribunal ordena que la disposición de los restos sea determinada por Freeman, quien también será responsable de los costos de entierro y funeral", señala el dictamen judicial.

Charles Manson fue el autor intelectual de los hechos sangrientos ocurridos en Los Ángeles en agosto de 1969, cuando fueron asesinadas siete personas, entre ellas la actriz Sharon Tate, quien estaba embarazada y era esposa del director de cine Roman Polanski.

El psicópata que lucía una cruz esvástica tallada en la frente continuó generando seguidores durante las cuatro décadas que estuvo encarcelado en California.

Manson murió a los 83 años de edad el pasado 19 de noviembre y sus restos fueron reclamados por tres personas que dijeron ser los legítimos herederos de su patrimonio.

Su nieto Jason Freeman, así como Michael Brunner, quien dice ser el último hijo sobreviviente de Manson, y Michael Channels, amigo por correspondencia del asesino serial, reclamaron el cuerpo.

La entrega del cadáver tuvo que ser resuelta por un tribunal casi cuatro meses después de su deceso, tiempo que estuvo congelado en la morgue del condado de Kern.

Un abogado que representa a la Oficina del condado de Kern indicó que Manson habría dicho a los guardias de la prisión de Corcoran que no tenía hijos sobrevivientes y que no tenía un testamento, lo que valió para que la juez determinara a quién entregar sus restos.

La masacre de Bel Air

La noche del 9 de agosto de 1969 Patricia Krenwinkel, Charles 'Tex' Watson, Susan Atkins y Leslie Van Houten, quienes eran miembros de la llamada 'Familia Manson', llegaron por órdenes de Charles Manson a la residencia del cineasta Roman Polanski en Bel-Air.

Armados con un rifle y cuchillos masacraron a la actriz Sharon Tate y a otras cuatro personas que estaban la vivienda: Thomas Jay Sebring, Abigail Ann Folger, Wojciech Frykowski y Steven Earl Parent. Polanski no estaba en la casa.

Con la sangre de sus víctimas, los asesinos escribieron en las paredes la palabras "death to pigs" (muerte a los cerdos), "rise" (alzarse), "war" (guerra) y "Helter Skelter" (canción de The Beatles que significa descontrol). Los mensajes pretendían crear una guerra entre blancos y negros como parte del malévolo plan de Manson.

A la noche siguiente, los mismos cuatro miembros de la secta ingresaron a otra residencia de Beverly Hills para asesinar a Leno LaBianca, un ejecutivo de supermercados, y a su esposa Rosemary LaBianca, donde también dejaron mensajes en otro intento por encender la guerra racial de Manson.

RELACIONADOS:CondenasMuertesSharon TateCalifornia